Dijeron que morirían al nacer, nadie puede creer como lucen hoy


Ser madre o padre es una de las etapas más anheladas de la vida de una persona, puede traer mucha felicidad, sueños y aspiraciones, sin embargo también es una etapa que puede traer miedo e incertidumbre.

Ahora imagina todos esos sentimientos multiplicados por 3, eso fue lo que le pasó a Amy y Mike Howard cuando se enteraron que tendrían trillizos.





Pero eso no fue todo, el nacimiento de los trillizos traería una preocupante amenaza, los tres bebés se gestaron con una condición médica, sus cráneos sobresalían más de lo normal de la parte delantera de sus cabezas, esto daba una apariencia puntiaguda a su frente, haciendo lucir  sus cráneos en forma triangular. El diagnostico de los doctores fue que los niños morirían al nacer. 


Conocida como craneosinostosis, esta afección poco habitual hace que los huesos del cráneo de un bebé se fusionen demasiado pronto. Ocurre en 1 de cada 2500 nacimientos, pero al ver esta afección en los trillizos, un neurocirujano calculó que la probabilidad era tal vez 1 entre 500 trillones.


"El cráneo está hecho de placas, al unirse demasiado pronto, el cerebro puede sentirse bajo mucha presión, aunque no amenaza su vida ahora, en un futuro pudiera tener consecuencias al no tratarse", explicó el Dr. Chester.

Los trillizos de nombre Jackson, Kayden y Hunter fueron sometidos a una cirugía de corrección con tan solo 11 semanas de nacidos. Sus padres temían por la vida de sus pequeños, pero tenían fe de que todo saldría bien. 


Afortunadamente así fue, aunque siguieron dos cirugías más para que los cirujanos lograran cortar una tira de hueso y quitar la costura fusionada en el cráneo de cada bebé. 

A pesar de las dificultades y el riesgo de la cirugía los pequeños guerreros demostraron sus ganas de vivir y soportaron los dos días que duró la cirugía, pasando a la historia como los primeros trillizos en someterse a este tipo de operación.


Los bebés empezaron a usar cascos ortopédicos hechos a su medida, para lograr que sus cráneos tomaran una forma normal.


Afortunadamente todo va bien y los pequeños valientes se recuperan rápidamente.

¿Qué opinas de esta conmovedora historia?

Comenta.

Recomendados
Recomendados