El infierno de tener un bebé en México. Comparte esta historia


Tener un hijo debe ser una de las mejores experiencias para una madre. Ese hermoso momento en el que traes una nueva vida a este mundo y su pequeña manita aprieta tu dedo debe ser un sentimiento difícil de comparar.



Sin embargo, para Martha, la historia fue muy diferente. Sus dolores de parto habían llegado mucho antes de lo anticipado, o al menos eso pensaba. Al asistir a un hospital IMSS en Michoacán, el personal de enfermeras le dijo que aún no era tiempo de atenderla, pero algo muy raro pasaba. Ella sentía que a su hija que aún no nacía, le estaba pasando algo muy malo.




Los gritos desesperados de Martha llenaban la sala. Las enfermeras solo se limitaban a gritarle: “Ya cállese oiga, ni cuando andaba haciendo al chamaco gritaba tanto” Los gritos de Martha estaban justificados, su hija estaba sufriendo taquicardias que previamente ya habían diagnosticado como posibles en ese mismo hospital.


Después de pasar 14 horas por fin las enfermeras decidieron atenderla, fue llevada a la sala de parto. El doctor en turno inició pidiéndole a Martha que pujara, pero después de horas de dolor insoportable, sus fuerzas ya no eran suficientes. Las enfermeras y el médico procedieron a jalar a la niña para intentar sacarla, fracturando así uno de sus pequeños hombros.


Con tantos movimientos realizados al tratar de forzar su salida,  la pequeña sufrió asfixia temporal, por lo que tuvo que ser reanimada y entubada para mantenerla con vida.


La violencia en hospitales del Seguro Social en México, cuando del tema de partos se trata, existe desde hace mucho tiempo y cada día lo vemos más común. Negación de servicios, cesáreas forzadas, maltrato físico y verbal, son solo algunas de las cosas que viven cientos de mujeres en estos hospitales. 



En México cada año son miles las madres que denuncian este tipo de maltrato al momento de dar a luz a sus hijos. Sin duda las autoridades deben actuar lo más pronto posible, no podemos seguir permitiendo este tipo de abusos bajo la justificación de que se trata de un servicio "supuestamente" gratuito.  

¿A quién debemos culpar por esta historia? ¿Crees que las enfermeras y los doctores deben ser castigados por su negligencia? No te olvides de dejarnos tu opinión, es muy importante para nosotros.

Recomendados
Recomendados