El país donde una vaca vale más que una niña


De acuerdo a un estudio realizado por Humans Right Watch en 2016, aproximadamente una de cada tres niñas que viven en países en vías de desarrollo se casa antes de los 18 años; una de cada nueve, antes de los 15.



En Tanzania, un lugar en el que la miseria y el hambre se puede ver por todos lados, las familias intercambian a sus hijas por vacas. 



En la última sesión del Parlamento de Tanzania se aprobó una nueva enmienda a la ley de educación que señala que si un hombre contrae matrimonio con una mujer menor de 18 años, será condenado a 30 años de prisión al igual que sus padres. Sin embargo, las autoridades y varios activistas que intentan acabar con esta tradición se han enfrentado con los ciudadanos, quienes no ven nada malo en estos matrimonios acordados.


"Tenemos solo una hija, por eso tenemos pocas posibilidades de obtener una buena vaca”, explica la madre de una niña de 13 años a quien ya busca con quién casarla”. 

Algo impactante es que el valor de las mujeres disminuye cuando éstas están educadas.


"Los hombres quieren casarse con niñas jóvenes", ya que así se adaptarán "más fácilmente a su nueva familia". "Las niñas educadas no tienen tanto valor, no son buenas amas de casa. Quieren tener su propia opinión sobre todo, están malcriadas", explicó un ciudadano tanzano. 


El matrimonio infantil es un tema muy difícil y varía en todo el mundo. Por lo tanto, los gobiernos que desean acabar con el problema deben emplear un enfoque crítico e integral que se adapte a donde se quiere implementar. De lo contrario los gobiernos y las comunidades están destinados a caer en un círculo vicioso que fomenta la pobreza, los abusos, las enfermedades, la falta de educación y las violaciones a los derechos de estas niñas. 

¿Cuál es tu opinión sobre este tema? No dudes compartirla en los comentarios.

Recomendados
Recomendados