Mira cómo dormir de acuerdo a tu problema de salud


Pasamos dormidos la tercera parte de nuestras vidas y por eso la postura con que lo hacemos es muy importante. A veces hasta te puede ser de gran ayuda para calmar algunas molestias y dolores, como los que te mostramos aquí: 

9.- Bajar de peso 



El estómago se encuentra en el lado izquierdo del cuerpo, y dormir sobre ese costado ayuda a tener mejor digestión, ya que facilita que los alimentos pasen más rápido por tu cuerpo. Además de esa forma el hígado y los ácidos del estómago actúan de manera más efectiva sobre la comida, haciendo que asimiles mejor sus nutrientes y descomponiendo mejor grasas y azúcares provocando que bajes esos kilos que tienes de más.  


8.- Dolor de espalda


Lo mejor para aliviar esta molestia, según datos de WebMD (un sitio especializado en salud), es descansar sobre tu espalda, pero colocando una almohada debajo de tus rodillas y poniendo una toalla enrollada en la curva de la columna. 
Ten en cuenta que un dolor de espalda no es cualquier cosa y si no sientes mejora después de intentar esto, deberías consultar a tu médico. 

7.- Dolor de cabeza


El dolor de cabeza puede tener muchas causas y así como dormir en buena posición puede aliviarlos, también pueden empeorar si duermes en la postura incorrecta. 
Para evitar estos dolores por torceduras se recomienda dormir de una forma en que la cabeza no se mueva mucho durante el sueño, lo que se consigue rodeando la cabeza con almohadas. 


6.- Dolor en el hombro



La revista Women’s Health recomienda que para eliminar o reducir el dolor de los cólicos duermas de lado con las piernas retraídas hacia tu pecho y coloques una almohada entre tus rodillas. Contraer tu vientre de esta forma mejora la presión de la sangre en el área del vientre ayudando a oxigenar los músculos del área de manera óptima.  

5.- Problemas nasales


Igual que con el dolor de cabeza, la posición tiene mucho impacto provocando o arreglando este padecimiento. Según la Escuela de Medicina de Harvard, lo indicado es dormir con la cabeza elevada para evitar que el moco se acumule en las cavidades de la nariz durante la noche. 

4.- Alta presión


Es un asunto serio que debe ser atendido por un médico, pero un cambio de posición podría ser una gran ayuda, como lo demostró un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Ehime. En esta investigación se midió la presión sanguínea de personas durmiendo boca arriba y boca abajo y se encontró que en el segundo caso la presión se reducía. No mucho, pero sí lo suficiente para hacer una diferencia. 

3.- Dolor en el cuello


Con una toalla es suficiente para dormir con más comodidad en caso de tener un dolor en el cuello. Expertos quiroprácticos y sobadores saben que una buena solución es enrollar una toalla pequeña y colocarla debajo del cuello para darle un mejor soporte. 

2.- Acidez


Un estudio hecho en el Hospital de Filadelfia descubrió que dormir sobre el lado izquierdo puede prevenir la acidez en la noche, o al menos reducir la incomodidad que provoca. Esto se debe a que el estómago está del lado izquierdo del cuerpo y queda en mejor posición si duermes de esta forma. 

1.- Dolor por síndrome premenstrual 


De acuerdo con la Revista Women’s Health, lo ideal es poner una almohada debajo de las rodillas para evitar que la columna vertebral se arquee de más, lo que puede resultar en menos cólicos y mejor descanso. 

¿Cuál de estas opciones necesitas? Si sentiste algún cambio por favor dejanoslo saber en los comentarios. 

Recomendados
Recomendados