Se rieron de él por vivir en una cueva, pero cuando vieron por dentro


Todos sabemos que Australia es un país muy especial, no sólo por sus animales tan exóticos y peligrosos, sino también por su clima tan difícil que ha sacado lo mejor del ingenio humano, como este impresionante pueblo subterráneo construido en medio del desierto. 



De nombre Coober Pedy, la pequeña población está en el corazón del ardiente desierto australiano y las temperaturas en verano pasan de los 40°C, por lo que sus habitantes han decidido refugiarse bajo tierra. 



El pueblo se fundó en 1915 y dos años después se descubrieron enormes yacimientos de ópalo en la región, lo que llevó a una gran operación minera para sacarlos. Fue tanta la producción, que aún ahora la zona es conocida como la capital mundial del ópalo.


Para protegerse de las elevadas temperaturas, algunos de los mineros empezaron a improvisar viviendas dentro de los túneles donde trabajaban, y con el tiempo se inició la construcción de verdaderas residencias subterráneas. 


En 1981 Umberto Coro notó que el pueblo era algo único y que seguramente le encantaría a los turistas, así que abrió el primer hotel bajo tierra y rápidamente comenzó a atraer visitantes de todo el mundo. 



Desde entonces Coober Pedy ha estado creciendo y no da señales de parar pronto, y entre sus túneles ahora pueden encontrarse galerías, iglesias, tiendas, bares, restaurantes, hoteles y casas particulares. 





¿Te imaginas cómo debe ser vivir ahí abajo? Según sus habitantes, las casas están equipadas con todos los servicios y hasta con Internet, lo único que falta es el sol y puede que a veces no haya agua debido al calor extremo, pero la vida es buena.  


El tipo de roca en el que se ha excavado esta maravilla es arenisca y limolita, que son relativamente blandas y fáciles de trabajar, por eso no cuesta mucho esfuerzo seguir excavando para tener más espacio. 



Las dificultades sacan lo mejor de la creatividad humana y este pueblo con toda su belleza lo demuestra. Enfrentados al sol ardiente y sin nada con qué protegerse, la solución fue crear este hermoso lugar debajo del suelo, algo que a nadie se le hubiera ocurrido en un clima más amable.  



¿Qué te parece? ¿Te gustaría vivir en un lugar así? 
Recomendados
Recomendados