10 errores comunes que cometemos al manejar



Lo hacemos a diario. Ya es tan común, que a veces lo hacemos solo por instinto. Con el tiempo vamos creando nuestras propias manías, con las cuales nos sentirnos más cómodos al manejar. Sin embargo, lo que quizás no sepas es que estos malos hábitos pueden convertirse en grandes contratiempos para nuestro auto, al punto de dejarnos a pie.

Conoce estos 10 errores, que de acuerdo a la revista Popular Mechanics cometemos al manejar y que pueden acabar con nuestro carro.

10- Uso desmedido del embrague

Pocos saben que es una de las piezas más delicadas. Los que manejan estándar, muchas veces dejan el embrague a medio pisar, o simplemente por comodidad, dejan el pie sobre el pedal, lo que hace que las piezas se gasten demasiado rápido.


Las consecuencias pueden ser incluso fatales, así que te aconsejo acomodar tu pie a la izquierda de los pedales, o en otro lugar cuando no lo estás utilizando.


9- Descansar tu mano en la palanca de cambios.


Cuando te enseñaron a conducir, de seguro te dijeron que siempre debes tener tus dos manos en el volante. Tiempo después, casi todos insistimos en manejar con una sola mano. La otra casi siempre descansa en la palanca de cambios, lo que provoca una constante presión, y una rotura de sus piezas internas a corto plazo.


8- Sonidos extraños 

Desde que salen de la agencia, se supone que los autos no hagan ningún ruido extraño. Si esto pasa, es una alarma de que algo anda mal, así que no esperes demasiado tiempo para llevarlo a un taller para recibir el diagnóstico de un profesional.


Dejar que esta "señal" continúe, puede terminar acabando con el buen funcionamiento interno de tu carro, por lo que su reparación, puede llegar a costarte más que un auto nuevo.


7- Dejar tu pie en el freno cuando vas de bajada.


Ya sé lo que dirás: que es para frenar más rápido, que es mucho más cómodo, que te sientes más seguro… en fin. Todas estas justificaciones lo único que provocan es que los discos y las pastillas de freno se calienten, al punto de no poder frenar a tiempo cuando realmente necesites hacerlo. Así que piénsalo bien antes de volverlo a hacer.


6- Reductores de velocidad


Cuando manejamos, casi siempre observamos algunos obstáculos en la carretera que indican que debemos reducir la marcha. Entonces, ¿por qué seguimos? Mantener la misma velocidad, a pesar de estas advertencias, destruye los amortiguadores del auto, e incluso puede llegar a hacernos perder el control de nuestro vehículo, aumentando la posibilidad de un impacto.


5- Incorrecta posición del asiento


Si el asiento tiene reguladores, es por algo. Su objetivo es poder ajustarnos y mantener una posición correcta. Conducir en una mala posición impide que podamos realizar una maniobra de emergencia en un momento determinado, sin mencionar las lesiones que sufre nuestra columna vertebral. ¿Crees que valga la pena?


4- Estacionarse correctamente


Ya sé que la prisa con que a veces vivimos, no nos permite tenerlo en cuenta, pero buscar una superficie correcta donde estacionarnos, nos garantiza que ni las llantas ni los amortiguadores se descompongan.


Cuando elegimos superficies más planas, en las que los cuatro amortiguadores estén al mismo nivel, estaremos ahorrando tiempo y dinero.


3- Neumáticos bien inflados

Son los pies de nuestro auto, y así como cuidas los tuyos, deberás cuidar los neumáticos de tu carro. Debes estar atento a la cantidad de aire que le echas, la estación del año, y hasta la carga que lleves en ese momento.


En ningún caso debes seguir la marcha si observas que una de tus neumáticos se encuentra pinchado, ya que el resultado podría ser irreparable. De todos estos cuidados dependerán los amortiguadores, la estabilidad de tu vehículo, y hasta tu propia vida.


2- Utilizar poco el freno de mano


Está ahí, justo a tu lado, y preparado precisamente para cualquier emergencia. Sin embargo, muchos no estamos acostumbrados a utilizar el freno de mano. No utilizarlo puede provocar que tu vehículo tenga un desplazamiento accidental o incluso un accidente. Por eso siempre es importante aplicar el freno de mano a tu vehículo en paradas prolongadas, pendientes y cuando lo estacionas.


1- No mover el carro en mucho tiempo

¿Te vas de vacaciones o a estudiar a otra ciudad? Entonces dedícale unas horas a tu auto para evitar averías durante ese largo periodo de tiempo en que estará parado.


Entre las acciones que puedes hacer están: desconectar la batería, protegerlo contra las inclemencias del tiempo, comprobar la presión de los neumáticos, cambiarle la gasolina para evitar que se asienten los residuos, y dejarle la llave a alguien de tu familia para que lo arranque y lo mueva de vez en cuando. De seguro obtendrás buenos resultados.


¿Y tú, que otra mala costumbre haces mientras manejas? Comparte tus comentarios.
Recomendados
Recomendados