Compró un avión viejo y se rieron de él, pero cuando lo vieron por dentro


Vive en un bosque de Oregón, Estados Unidos, en medio de la nada. Decidió tener ahí su casa, y según cuenta, vive muy a gusto desde hace algunos años. Si extraña fue la decisión que tomó, más raro aún fue en dónde.

Descubre la historia de este señor, quien compró un avión para vivir en medio del bosque.

Cuentan que, en 1999, Bruce Campbell decidió asumir la misión más importante de su vida: evitar que los aviones dados de baja, fueran convertidos en materia prima.

"Mi objetivo es cambiar el comportamiento de la humanidad con mi pequeña especialidad", explicó en una ocasión Campbell a la agencia de noticias Reuters.


Entonces manos a la obra, el ingeniero compró su propio avión Boeing 727, e invirtió más de 160.000 euros y muchas horas de trabajo para convertirlo en su casa. Hoy cuenta que no fue fácil, ya que su familia y amigos le decían que era una pésima inversión. Además, al inicio de la remodelación, el avión se infestó de ratas, así que decidió mudarse sin terminar el enorme aparato, que prácticamente no tenía nada.


El resto es una historia con final feliz. A bordo de su avión, o de su casa, Campbell lleva una vida modesta: duerme en un sofá, se lava en una ducha improvisada y se alimenta básicamente de comida enlatada y cereales.


Dice que limpia el exterior del avión con agua a presión para mantener a raya la vegetación. Sin embargo, este modo de vida a lo Tarzán, lejos de haberlo frustrado, lo ha inspirado a subir la apuesta. El aventurero Cambpell, ahora quiere comprar un avión 747 y trasladarlo a Japón, donde pasa la otra mitad del año.

"Creo que la mayoría de las personas se apasionan con cosas raras en mayor o menor medida. Se trata de pasarlo bien".


Con el orgullo de vivir en un Boeing 727, que parece haber aterrizado entre los árboles, este genial ingeniero, hizo su sueño realidad y sus amigos y familia, a pesar de haberlo criticado mucho en un inicio, hoy lo visitan muy seguido, pues se sienten muy orgullosos de lo que Bruce ha conseguido. 


Y tú, ¿qué esperas para hacer realidad tu sueño? Comparte tus comentarios.
Recomendados
Recomendados