Confesiones de “Popeye” que te dejarán helado


Cuando fue finalmente capturado a principio de la década de los noventa, tenía un historial criminal para respetar. Para ese entonces había matado a más de 300 personas incluyendo al amor de su vida, y había ordenado el asesinato de hasta 3.000 personas más. Ser uno de sus sicarios más agresivos, le costaron 22 años de prisión y hasta una serie en Netflix. Todos le llaman Popeye, pero pocos conocen la verdadera historia de John Jairo Velásquez Vásquez.

Descubre las siete confesiones de Popeye, el sicario más sanguinario de Pablo Escobar

7. Mató a su novia y a su mejor amigo

En la mafia la traición se paga con la muerte, quizás por eso a Popeye no le tembló la mano para matar a la ex modelo Wendy Chavarriaga Gil, quien había sido la segunda mujer de Pablo Escobar.


Chavarriaga Gil, después de romper con Pablo, enamoró a su mejor hombre de confianza, y Popeye, cayó en la trampa. El objetivo era entregarlo a las autoridades y dar con el paradero de Escobar. Sin embargo, la operación fracasó, y la chica pagó la traición con su propia vida. Es hasta ahora, el único crimen del cual se arrepiente Popeye.


Así mismo, Popeye también tuvo que matar a Quico Moncada, su mejor amigo, quien conspiró contra su patrón, Pablo Escobar.

6. Pablo Escobar era un Dios

Para Popeye, su patrón era un gran líder, un genio. Según el sicario, Pablo Escobar inspiraba una lealtad infinita en todos los que creían en él. Llegaron a pensar que era inmortal.


Hoy, uno de los pocos sobrevivientes de aquella mafia, reconoce con orgullo que ver a Pablo Escobar, era como ver a Dios, y que el día más triste de su vida fue cuando lo mataron.


5. Secuestró a un candidato a la Presidencia y mató al Procurador

El 18 de enero de 1988, diez hombres armados liderados por “Popeye” entraron a la sede de campaña presidencial de Andrés Pastrana, y lo secuestraron. El Cartel de Medellín retuvo al candidato por ocho días, y fue liberado casi por un milagro.


Al dar con el paradero del candidato y sus secuestradores, y ser rodeado por la policía, sin pensarlo dos veces, “Popeye” ejecutó al procurador Carlos Mauro Hoyos, quien también estaba retenido por la mafia. Si a alguien le queda alguna duda de su expediente criminal, estos dos hechos, están ahí para probarlo.


4. Hace estallar una bomba en un avión en pleno vuelo

Según ha dicho Popeye, en 1989, su patrón Pablo Escobar, le había declarado la guerra al gobierno, para evitar la extradición de narcotraficantes a Estados Unidos.  

“Preferimos una tumba en Colombia a una cárcel en Estados Unidos”, era el lema del cartel de Medellín.  


Es así que escogen el vuelo 203 de Avianca, mismo en el que viajaría César Gaviria, candidato presidencial, que defendía la extradición. Sin embargo, Gaviria nunca subiría a ese avión, que estalló en pleno vuelo acabando con la vida de 109 pasajeros a bordo. Todo producto de una bomba instalada por el capo colombiano. 


3. Le quitó la vida a un bebé

El objetivo no era el niño, sino su madre, quien era un importante enlace de la Cuarta Brigada del Ejército. Su asesinato fue planificado en una gasolinera, pero la mujer no acudió sola a la cita… fue con su bebé.

En ese momento la mujer es acribillada a balazos, y su hijo también. Según su confesión, mataron al niño como un acto de humanidad para que no quedara huérfano.


2. Participó en tantos asesinatos, que ya perdió la cuenta

Popeye participó en tantos asesinatos, que hoy confiesa que ha perdido la cuenta. En la época en que le tocó ser el lugarteniente de Pablo Escobar, el narcotraficante más grande de la historia, se enfrentó a la Policía Nacional, organizó y ubicó cerca de 250 bombas en todo el país, participó en muchos secuestros, y participó en atentados contra altos funcionarios del gobierno. Cuando pasa todo eso, obviamente la cuenta se pierde.


1. Semejanzas entre el Chapo Guzmán y Pablo Escobar

Para el jefe de los sicarios de Escobar, el Chapo Guzmán es un hombre fuerte, es un asesino poderoso, y un gran líder. Sin embargo, considera que no ha sido capaz de enfrentar al estado mexicano.


Para Popeye, no volverá a nacer en el mundo un bandido como Pablo Escobar, que sin tanto miramiento enfrentó al gobierno de un país, y controló por décadas el narcotráfico colombiano.

Recientemente fue detenido nuevamente por la policía de Colombia, pero unos días antes tuvimos oportunidad de entrevistarlo. 


¿Y tú, qué piensas de Popeye? Comparte tus comentarios.
Recomendados
Recomendados