Cosas que solo entendemos los que fuimos a escuela de gobierno


Todos sabemos que la escuela era algo que más que un centro de estudios en el que fuiste forzado a memorizar tablas de multiplicar y fechas históricas que ahora ya olvidaste (y lo presumes con mucho orgullo).

Para muchos, este fue el lugar en el que adquirieron sus habilidades de supervivencia para lo que les esperaba como adultos, lo cual no está lejos de la realidad si fuiste a una escuela pública. En algunos casos, cada día era una batalla por sobrevivir de quienes te hacían bullying, no pasar vergüenza frente a quien te gustaba, aguantar mala comida, baños asquerosos, en fin, un caos total.

Sin embargo, tampoco negaremos que esto nos dejó memorias que, hasta la fecha, nos siguen haciendo reír. Aquí les compartimos unas cuantas:

22. Nunca supiste cuál era el trabajo de un prefecto y sigues sin saberlo.


21. No tenías internet en tu casa y sacabas todo el provecho de los 20 pesos que tenías para el café internet (Eso es perseverar)


20. Yordi Rosado fue tu gurú para saber “Quiúbole con...”. Sabemos que aún guardas una copia en tu cuarto en caso de que alguna vez te lleguen los cambios.


19. Tus compañeros lucían como salidos del reclusorio cuando se cortaban el pelo con la medida uno de la rasuradora.


18. Eras bien malo con tu amigo flaco y narizón, pues le apodabas “El Argentino” o “Furcio”.


17. Si tus padres eran ahorradores, este era tu tupper para el lonche.


16. Y esta también era tu mochila.


15. Y aquí estás tú cuando no alcanzaba para los tenis.


14. ¡Oh! y no nos olvidamos de los Chachitos cuando no había dinero para un cereal que sí tuviera sabor.


13. Querías ser una estrella de rock y deseabas aprender a tocar la guitarra, pero el maestro sólo se sabía canciones en la flauta.


12.  Las peleas saliendo de clases entre el “A” y el “B” eran de ley (a nadie le importaban los del “C”), y estabas obligado a participar.


11. La muchacha que te gustaba andaba con el criminal de la escuela. Y lo peor es que todas iban tras él mientras tú te la pasabas solo en un rincón.


10. El compañero más enfadoso del salón ponía peores apodos a los maestros que a los alumnos.



9. Diste tus primeros pasos en el comunismo cuando tus compañeros armaron un golpe de Estado contra el jefe de grupo.


8. No importaba si eras malo jugando fútbol. A fuerza tenías que jugar, y como no sabían qué hacer contigo te ponían de defensa o poste de la portería.


7. Tu mayor miedo era entrar al baño, pues misteriosamente siempre era un asco.


6. Eso sí, cuando ibas nunca faltaba material de lectura en las puertas. Así te enterabas de los chismes antes de que existiera Facebook.


5. Las clases de química eran la favorita del compañero que siempre amenazaba con quemar la escuela. ¿Qué será de él ahora?


4. Más de una vez saliste lastimado porque tus compañeros te usaron como costal para sus movimientos de lucha libre.


3. Que a ti y tus amigos los dejaran fuera de la escuela por tener algo mal con el uniforme era lo mejor ya que podían irse de pinta hasta la hora de la salida.


2. Si ibas en el CONALEP, fuiste un suertudo si no embarazaste a nadie antes de graduarte.



1. Las leyes de la naturaleza tienen escrito los siguiente: Los de la mañana son unos ángeles y los de la tarde son de la Mara SalvaTrucha.


¿Te pasó algo así en la escuela?
Recomendados
Recomendados