Encontró a una de las Anacondas más grandes del mundo. Increíble lo que hizo con ella


El miedo a las serpientes ha acompañado a la humanidad desde tiempos bíblicos, gracias a que este reptil sedujo a Eva para comer del fruto prohibido del Edén, y ha continuado hasta nuestros días cada que vemos una película en la que Samuel L. Jackson salva a los pasajeros de un avión lleno de serpientes o Jennifer López pelea contra una anaconda.

No obstante, eso no ha evitado que los científicos, fotógrafos y exploradores más valientes del mundo viajen al Amazonas para tener un encuentro con estas criaturas aterradoramente majestuosas.


Una de las personas que puede presumir sus encuentros con una de las serpientes más grandes del mundo, y de paso haber sobrevivido, es el fotógrafo y biólogo Daniel De Granville, quien hace unos años estuvo cara a cara con una anaconda de 7 metros.

De acuerdo con el diario brasileño Globo, Granville se adentró a las profundidades del Amazonas junto con fotógrafos de Suiza y República Checa para fotografiar la vida silvestre; sin embargo, todos se llevaron una sorpresa cuando se encontraron con una gigantesca anaconda.



Granville relató en su blog personal que su encuentro se dio por mero accidente ya que apareció poco después de que el equipo señalara haber quedado insatisfecho con las fotos que había tomado de otras dos anacondas amarillas de menor tamaño

La razón de porqué este encuentro es increíble se debe a que, a pesar de ser retratadas como una gran amenaza para las personas, las anacondas son muy tímidas cuando hay humanos cerca del área.




A partir de este encuentro, decenas de personas empezaron a realizar sus propias expediciones a esta selva para ver de cerca a estas serpientes en su hábitat natural y no un zoológico.


Granville mencionó a la publicación que la anaconda no tuvo miedo de ellos, por lo que les fue fácil seguirla por más de 40 minutos y tomar espectaculares fotos de ella por debajo del agua y en la superficie.



¿Ustedes se atreverían a nadar junto a estas serpientes? O aún mejor, ¿estarían dispuestas a tocarlas?
Recomendados
Recomendados