10 terroríficos animales que afortunadamente se extinguieron. Eran ellos, o nosotros


La naturaleza es sabia, incluso tomando las más radicales decisiones. Afortunadamente a tiempo, se dio cuenta de que no podríamos vivir en el mismo planeta con aterradoras criaturas, así que nos hizo el favor, y borró del mapa para siempre a las especies más aterradoras.

Descubre los 15 animales más escalofriantes del planeta. Por suerte ya no viven aquí.

15.- Platybelodon


Habitó hace 15 millones de años, y era un verdadero gigante. Con una extraña trompa a este animal también se le conoce como elefantedientes de pala’’, por razones obvias.


Según la cadena de noticias AP, su rara estructura era tan potente, que podían arrancar árboles enteros como si nada, y se dice que a diferencia de los actuales, mantenían una conducta sumamente violenta y agresiva, así que un encuentro con ellos, podía ser fatal.

14.- Andrewsarchus


Por los restos que de él se han encontrado, no hay duda de que se trataba de una verdadera bestia. Con 6 metros de alto, 2 de largo, y unos 1,133 kilos de peso, hoy no desearías tener un encuentro con él.


Según un reporte de la agencia EFE, era un cazador experto y rey del camuflaje. Con dientes bien afilados y una muy poderosa mandíbula, era el mamífero carnívoro más grande y peligroso de todos los tiempos. Por suerte, ya no está entre nosotros.

13.- Arthropleura


Es el tatarabuelo de los actuales ciempiés y vivió hace aproximadamente unos 300 millones de años. Con un increíble tamaño de unos 2 metros y 30 centímetros, según la BBC, era un aterrador insecto, que parecía salido de una película de ciencia ficción.


Aunque no era carnívora, un encuentro con esta cucaracha gigante, te provocaría cuando menos, un infarto cardíaco.

12.- Mosasaurus


Con una longitud de 18 metros, poderosa mandíbula, apetito voraz y una dentadura muy potente, es un privilegio no haber coincidido con este reptil gigante. Según la cadena de noticias Telesur, vivió hace 70 millones de años y habitaba casi todos los océanos del planeta, pues se adaptaba con facilidad a cualquier temperatura.


Con esas características podemos imaginarnos su dieta diaria, y debemos agradecer a la sabia naturaleza haberlo extinguido hace tanto tiempo.

11.- Phoberomys pattersoni


Según los fósiles hallados estas ratas tenían 4.5 metros de largo con la cola incluida. Un artículo publicado por la ABC, explica que el Phoberomys pattersoni era una especie herbívora, de manera que solo se alimentaba de plantas y ramas de árboles.


No obstante, por sus dimensiones y sus colmillos incisivos de 30 centímetros, habría sido un problema convivir con estos roedores gigantes hoy.

10.- Phorusrhacidae


Más conocidas como aves del terror’’, o chicos aterradores’’, ya podemos imaginar porque le llamaban así.


Por suerte vivieron en Norteamérica y Sudamérica hace unos 2 millones de años, y según el canal de noticias Rusia Today, podían alcanzar una altura de 3 metros, con picos tan fuertes y agudos, que eran capaces de asesinar a otros animales con sólo bajar la cabeza y literalmente pudiendo romper el cráneo de sus presas.

9.- Meganeura


Hoy las libélulas representan la paz y la delicadeza femeninas. Su atractivo provoca incluso a tatuárnosla en nuestra piel como un símbolo de perfección. Sin embargo, no siempre fue así.

Los antepasados de la libélula que conocemos eran verdaderos monstruos voladores que atravesaban los cielos como avionetas, con alas de 60 centímetros de largo. Según la CNN, se alimentaban de pequeños insectos y plantas, pero su vuelo, y su presencia, eran realmente aterradores.

8.- Megalania (o Varanus priscus)


Fue el tatarabuelo del dragón de Komodo que hoy conocemos, aunque mucho más horripilante. Según AFP, pesaban más de 589 kilogramos y tenían un largo de más de 5 metros.


Con esas características, era un verdadero y temible monstruo, que merodeaba gran parte del planeta. Para fortuna nuestra, desaparecieron en Australia hace unos 50 mil años.

7.- Gigantopithecus


Vivió en los bosques de Asia hace unos 100 mil millones de años.  Según la cadena de noticias ANSA, el Gigantopithecus, o Pie grande, como también se le llama, vagó por Asia como una criatura nómada, lo que ha provocado increíbles leyendas que han llegado hasta nuestros días.


Con un peso de 544 kilos, un tamaño de 3 metros y brazos con un alcance de 3.5 metros, es hasta hoy el primate conocido más grande que ha habitado este planeta. Tenía tres veces la fuerza de un gorila, y un carácter no muy sociable.

Tanto para nuestros antepasados como para nosotros, es un gran alivio que ya no esté entre nosotros.

6.- Cameroceras


Tenía dos ventajas que lo ubicaban de primero en la lista de los depredadores más temidos de aquella época. Con más de 9 metros de largo, según la agencia de noticias Russia Today, era una criatura espeluznante, que rondaba sigilosamente los siete mares y estaba siempre lista para atacar.

Tenía fuertes y alargados tentáculos, lo que le permitía atrapar y despedazar a sus presas. Por suerte, ya no habita los océanos.

5.- Pulmonoscorpius


Hoy los escorpiones son temibles por su veneno, pero hace 300 millones de años también lo eran por su tamaño. Si hoy comparamos los 19 centímetros, con los aproximadamente 2 metros que medían sus escorpiones ancestros, más de uno podía correr el riesgo de desmayarse.

Aunque no se tiene seguridad si también eran venenosos, al tener un gran aguijón, se presume que probablemente fueran mucho más mortíferos que los de hoy.

4.- Titanoboa


Se trata de la serpiente más grande en toda la historia. Llegó a medir hasta 15 metros de largo, y en su edad adulta podía pesar unos 1133 kilos, datos ofrecidos por la National Geographic, y que confirman que eran 3 veces más grandes que las actuales, y pesaban 7 veces más.


Con este tamaño, su dieta no podía ser otra que cocodrilos y tortugas gigantes. Con su fuerza, las estrangulaba primero, y luego se las tragaba entera como si nada.  Es un privilegio no compartir hoy le mismo hábitat con ella. ¿No creen?

3.- Argavantis


Este buitre prehistórico era tan alto como una persona, y según la agencia de noticias AFP, sus alas, de punta a punta alcanzaban la increíble distancia de 7 metros, y pesaba unos 70 kilogramos de peso.


A pesar de su gran tamaño, era capaz de volar y era una cazadora muy efectiva. Su dieta no podía ser otra que mamíferos terrestres y ganado salvaje, mismos que atrapaba con sus poderosas garras y asesinaba luego a picotazos.

2.- Dunkleosteus


Vivió hace 360 millones de años. Era un pescado con una pesada armadura que medía más de 9 metros de largo. Sus mandíbulas eran tan eficientes que podían abrirlas y cerrarlas en cuestión de milisegundos.


Según un artículo publicado por El Nuevo Herald, tenía una boca en forma de pico diseñada especialmente para morder y penetrar caparazones tan fuertes como los de él. Así de agresivo era este pez, considerado como un verdadero caníbal de las aguas. Es bueno saber que ya no existe.

1.- Megalodón


Es uno de los animales más temidos de la prehistoria. Sus dientes harían palidecer al gran tiburón blanco que conocemos hoy y hacerlo ver como un pequeño pececito de acuario.


Con un largo de 18 metros, y con una fuerza en su mordida 10 veces más fuerte que la de un tiburón blanco, este asesino del mar se alimentaba de tortugas, delfines y hasta ballenas.

Hoy preferimos verlos en películas, y no nadando los océanos de este planeta.

Y a ti ¿qué animal te gustaría haber conocido?
Recomendados
Recomendados