15 cosas enfermas que antes eran legales. Hoy en día irías a la cárcel por ellas


Hoy nos parecen absurdas, ilógicas y hasta inhumanas, pero lo cierto es que formaron parte de la vida de nuestros antepasados. Las costumbres y tradiciones de cada región del mundo han ido evolucionando para bien, y lo que antes era normal, hoy puede ser hasta ilegal.

Descubre esas prácticas del pasado, que hoy solo nos llevarían a prisión.

15. Vender a los hijos


Vender a tus hijos, era una práctica habitual en la antigua Roma. Según la BBC de Londres, los padres no tenían obligación, ni moral, ni jurídica de aceptar a sus bebés. El abandono público de los recién nacidos para que fueran adoptados por otras familias era algo común y legal entre los romanos, fueran ricos o pobres.


Hoy en día esta realidad es completamente distinta, y vender a tus hijos es un delito y se paga con prisión. Por ejemplo en México, el Código Penal  del Estado de México, establece una sanción de tres a diez años de prisión, al que venda a un menor de edad. 

14. Se afeitaban las cejas por sus gatos


En el antiguo Egipto, cuentan que las personas se afeitaban las cejas para llorar a sus gatos. Según la CNN en español, estos animales eran considerados animales sagrados, y eran adorados como dioses.


Los gatos para esta civilización, eran sagrados y cualquiera que los lastimara, podía ser condenado a muerte.

13. Se metían a la playa en carruajes


Según la agencia de noticias EFE, en la antigüedad, era tanta la vergüenza y el respeto por la moral, que las familias cuando iban a la playa se reunían en cabañas que eran tiradas por caballos, y que se metían en el agua, evitando que el resto de las personas pudieran verlos en ropa de baño.


¡Qué vacaciones tan aburridas!

12. Utilizaban excremento animal como anticonceptivo


Hoy se han reconocido las propiedades del excremento animal, sin embargo, en la antigüedad, era utilizado en muchos tratamientos médicos, y hasta como anticonceptivo.


Según la cadena de noticias ANSA, las mujeres en la antigua Grecia usaban el desecho de cocodrilo para prevenir el embarazo, y sin ningún temor, se lo pasaban por sus partes más íntimas.


Además, en el antiguo Egipto, los guerreros aplicaban estiércol de animal a sus heridas, y el excremento de cerdo fresco, según esta "civilización", servía para detener la hemorragia nasal. ¡Guacala!

11. Aplicaban la trepanación


En la antigüedad, al no saberse el origen ni los síntomas de algunas enfermedades, los médicos improvisaban y realizaban diferentes brutalidades, solo dignas de una época como aquella.


Según Russia Today, la trepanación, método que consistía en hacerle un hoyo al cráneo a sangre fría, era una de las prácticas más comunes para curar enfermedades como convulsiones, dolores de cabeza e infecciones.

Nuestros antepasados pensaban que algunas enfermedades eran causadas por un espíritu maligno atrapado dentro de la cabeza, por lo que hacían pequeñas perforaciones en el cráneo de los pacientes para dejar escapar a dicho espíritu.


En la actualidad, este inhumano método no está aprobado por las organizaciones de salud en el mundo, y aunque se practican operaciones quirúrgicas en nuestro cerebro, estas cuentan con todas las garantías sanitarias, y de existir algún mal proceder, los médicos involucrados podrían incluso ir a prisión por negligencia médica. 

10. Se le daba heroína a los niños


En la historia más reciente de la humanidad, hace apenas 100 años, lo que hoy conocemos como heroína, se vendía en las tiendas como medicina contra la tos.

Según la cadena de noticias AP, se dice que era una alternativa más segura y más suave que la morfina, y que incluso se les daba a los niños.


Hoy en México, según el Artículo 194 del Código Penal Federal, se impondrá prisión de diez a veinticinco años al que incurra en esta actividad. 

9. Cosméticos radioactivos


Según la agencia de noticias AFP, a principios del siglo XX, los tan populares cosméticos de belleza, eran elaborados a partir de sustancias radioactivas como el radio y el torio. Más allá de su calidad, lo que pegaba eran sus nombres, de manera que los vendedores podían hacer una fortuna vendiendo estos peligrosos cosméticos.

Hoy, producir estos productos altamente consumidos con ingredientes radiactivos, provocaría una demanda segura de los clientes a la empresa, por la que esta tendría que pagar grandes sumas de dinero para indemnizarlos por los daños y perjuicios causados.

8. Tintes de plomo y azufre


Pero esto no solo sucedía con los cosméticos, también en la peluquería de aquel entonces, se usaban materiales vegetales para teñir su cabello, sin embargo, el efecto no era muy duradero.


Fue así que los griegos y los romanos, decidieron usar un tinte permanente para el cabello compuesto por diferentes sustancias químicas, como el plomo y el azufre.

Hoy, para suerte de muchos cabellos, esta industria elabora productos de alta calidad, que son previamente certificados por especialistas, y que para nada afectan nuestra salud. 

7. Implantes mamarios de marfil, goma molida, y hasta vidrio


El deseo de las chicas por lucir bien, no es nuevo, viene desde la antigüedad. Lucir senos atractivos, también se convirtió en una preocupación para algunas mujeres de esa época.


Según un artículo publicado por el The New York Times, la primera cirugía de mamas se realizó en 1895 por Vincenz Czerny, y tiempo después, los "médicos", comenzaron a usar marfil, bolas de vidrio, goma molida y otros rellenos para agrandar los senos de las mujeres. ¿Se imaginan?

Hoy, la práctica de los implantes, es realmente una industria bien consolidada en el mercado, y muy bien aprovechada no solo por las celebridades, sino también por un amplio sector de la población que insiste en verse más atractivo. Las sustancias que se utilizan no son nocivas, y en la mayoría de los casos no provocan reacciones adversas.

6. Tenían empleados despertadores


En la antigüedad, no necesitabas ni gallo ni celular para despertar. Había personas que se dedicaban a hacer ese trabajo. Según una nota publicada por el diario The Daily Mail, el empleo consistía en despertar a otras personas que tenían que ir a trabajar, y lo hacían golpeando las ventanas de las casas con palos, o disparaban tiras de guisantes.  

Cuentan que la profesión fue tan popular que duró desde mediados del siglo XVIII y hasta la década de 1950, en muchos países de Europa.

5. Extraño test de embarazo


El embarazo, también fue una preocupación para nuestros antepasados, de manera que se dieron a la tarea, de usar varios métodos naturales para hacer test de embarazo.


Muchas fueron las ideas descabelladas que se realizaron. Según una investigación publicada por la BBC de Londres, en el año 1350 antes de Cristo, a una mujer se le aconsejó humedecer una semilla de trigo con orina. Si las semillas brotaban, entonces, supuestamente, ella estaba embarazada.

Otra manera de saber, consistía en colocar un diente de ajo, o una cebolla en su vagina. A la mañana siguiente, un médico olía el aliento de la mujer al despertar. Si olía a ajo, la declaraba embarazada. ¿Qué te parece?

4. Los niños usaban ropa de niña hasta los cuatro años.


La ropa no era un problema para los que nos antecedieron. Cuentan que, debido al alto costo y el trabajo de confeccionarla, era costumbre para los niños menores de cuatro años usar vestidos.

De esta manera cómoda, e inteligente, el niño podría crecer en el vestido sin la necesidad de hacerle ropa nueva. Este método, según el periódico El Nuevo Herald, duró desde el siglo XVI, hasta aproximadamente el año 1920.

3. Se tomaban fotos con muertos


La muerte era asumida de una manera extraña por nuestros antepasados. Según el Washington Post, estos tenían la tradición de conmemorar la pérdida de un ser querido, vistiéndolo con su mejor ropa, para verse tan vivos como fuera posible, para luego ponerlos en cómodas posiciones para hacerse con ellos una última foto. Increíble, ¿no crees?
FOTO 24

2. Usaban calzado con plataformas de 20 pulgadas


A todos siempre nos ha parecido exagerada la vestimenta utilizada en otras épocas, sin embargo, lo que no sabíamos era que, para no ensuciarlos, nuestros antepasados se dieron a la tarea de implantar una moda en calzados, diseñando zapatos de plataforma de 20 pulgadas, que, por supuesto evitaron que muchas señoras de aquella época, arruinaran su vestido.

1. Papel higiénico increíble


¿Te has preguntado que utilizaban nuestros antepasados a falta del papel higiénico que conocemos hoy?


Cuentan que mucho antes del surgimiento del papel higiénico, nuestros antepasados ​​usaban todo tipo de cosas para ese fin. Usaron de todo, desde hojas de árboles, y hasta palos. Sin embargo, los antiguos griegos, utilizaron rocas lisas, o fragmentos de cerámica.

Y a ti ¿qué método de la antigüedad te pareció más enferma? Comparte tus comentarios.
Recomendados
Recomendados