17 cosas que usas todos los días y NO tenías idea para qué sirven.


Los usamos o vemos a diario, sin embargo, ni siquiera sospechamos cuál es su propósito en esta vida. La lista es interminable, por eso te propongo solo algunos de estos objetos que nos facilitan la vida, y que pocas veces sabemos aprovechar.

Descubre 17 artículos cotidianos que nunca supiste cual era su verdadero propósito.

17.- Parche en forma de diamante o cuadrado en tu mochila


Ese parche de piel con dos ranuras que has visto durante años en tu mochila no es un simple adorno, fue diseñada para campistas o mochileros. Con una cuerda resulta muy útil para colgar cosas que ya no te quepan en tu equipaje como un par de zapatos o tenis. Hoy es un útil detalle visual, pero además muy práctico, ¿no crees?

16.- El pequeño agujero entre el lente y el flash en un iPhone



Este orificio cumple la función de micrófono y entre sus objetivos está el de reducir los sonidos de fondo para que la persona con la que hablamos por teléfono pueda escuchar nuestra voz sin ningún tipo de interferencia. Además nos ayuda a grabar mensajes de audio con claridad para nuestras conversaciones en las diferentes aplicaciones. Quizá no lo notas pero su función es muy importante. 

15.- Botón de los semáforos




Algunos semáforos de varios países del mundo cuentan con un sistema manual para activar el cambio de luces, consiste en un pequeño botón que puede estar en algunos de los lados o incluso en la parte inferior. Algo muy útil en lugares no muy concurridos.


14.- Agujero en la tapa de tu bolígrafo


Por años hemos pensado que su función es evitar que se seque la tinta. No sabemos de dónde nació esta teoría, pero hoy sabemos que no era esta precisamente su función.


El agujero en la tapa de tu bolígrafo solo está ahí para reducir el riesgo de asfixia, ya que, si un niño pequeño mastica la tapa y se atraganta con ella, el agujero evita que las vías respiratorias se cierren por completo. Esa es su verdadera función salvavidas. 

13.- Pequeño bolsillo en tu pantalón de mezclilla 


No, no es para tus monedas que te sobraron del transporte público, aunque insistas en guardarlo ahí. Este mini bolsillo se remonta al siglo XIX y principios del XX, cuando la tendencia entre los hombres era llevar un reloj de bolsillo.

La moda cambió, sin embargo, el pequeño bolsillo, que fue especialmente diseñado para este fin, hoy se usa para cualquier cosa menos para guardar tu reloj. ¿Para qué lo usas tú?

12.- ¡La ventanilla del avión tiene un agujero!


Tranquilos, no hay por qué alarmarse si vemos que las ventanillas del avión en el que viajamos tienen un pequeño orificio en la parte inferior. Ese pequeño agujero está ahí por dos razones:

La primera, es para compensar la presión del aire, ya que cuando el avión sube a una gran altitud, hay una gran diferencia de presión entre el interior y el exterior del avión. El agujero es el responsable de regular parte de esa diferencia, para que la ventana exterior no tenga que hacer todo el trabajo.


La otra razón es bien sencilla, evita que las ventanas se empañen, y no podamos disfrutar del hermoso paisaje.

11.- ¿Por qué el pasador de cabello tiene una forma tan extraña?


Su forma tiene mucho que ver con nuestro cabello, de manera que el lado estriado es la parte inferior del pin, y debe estar orientado hacia el cuero cabelludo. Los surcos por su parte, ayudan a que la horquilla sujete mejor el cabello. ¿Qué te parece?

10.- Pedazos de telas en los hombros


Se llaman pasant, y son esos pedazos de telas sobre los hombros, que traen muchas camisas sobre todo de corte militar. Desde el siglo XVIII, forma parte del vestuario militar de muchos países, que lo utilizaban para colgar sus charreteras, mismas que indicaban los grados y rango de cada oficial.


Hoy podemos encontrarla en una gran variedad de diseños, al ser considerado un verdadero ícono de moda.

9.- Código en tu tubo de pasta dental


¿Y nunca te has preguntado qué significa ese pequeño cuadro de colores, ubicado en la parte trasera de tu tubo de pasta dental? 

Pues la respuesta es bien simple: no indica absolutamente nada. Solo son guías de registro que sirven para asegurar que el diseño del envase fue hecho de manera correcta. Se trata solo de un código para comprobar la calidad del producto.

8.- Hoyo que traen los candados al lado de su cerradura


Es muy probable que todos hayamos visto ese pequeño hueco que está justo al lado de la cerradura del candado, sin embargo, pocos conocen para qué sirve. Lo cierto es que posee dos funciones: como filtro en caso de lluvia, evitando el óxido, y como punto para poner aceite en caso de tener que lubricar. ¿Lo sabías?

7.- Indicadores en tu cepillo de dientes


Su objetivo no es decorativo, sino de alerta, ante el desgaste de este importante instrumento para la higiene bucal. De manera que, si las cerdas de colores que rodean tu cepillo dental, comienzan a desteñirse, atención porque ha llegado el momento de cambiarlo.

6.- Plástico en tu botella de refresco


Si alguna vez te has preguntado qué función tiene ese plástico que siempre se encuentra justo debajo de la tapa de las botellas, yo te traigo la respuesta.


Su único uso es proteger el gas que se encuentra en los refrescos o agua mineral, ya que, sin él, el gas saldría prácticamente de inmediato.

5.- Pompón en tu gorro


Hoy lo vemos como un simple adorno, sin embargo, lo que no sabes, es que esas bolas que llamamos pompones, y que están en los gorros, no son solo un adorno. Detrás de su surgimiento, se esconde una historia muy interesante.


Cuentan que, en 1858, la emperatriz Eugenia visitó el arsenal de Brest en Francia y pudo ver como un marinero se golpeó fuertemente en la cabeza. Las embarcaciones francesas de esa época eran muy bajitas, y por ello este accesorio se implementó para evitar que la cabeza de las personas, pegaran con el techo. ¿Qué te parece?

4.- Botellas curvas


No forma parte de ningún estilo, ni mucho menos de una marca de renombre. El secreto de las botellas de vino, con su parte interior hundida, es que, gracias a esta hendidura, la estabilidad de la botella mejora, ya que distribuye mucho mejor el peso, y permite que el vidrio soporte más presión, y no explote al remover el corcho. Super útil para aquellos vinos espumosos que siempre tenemos en casa para alguna celebración especial.

3.- La parte azul de tu goma de borrar


Desde tus tiempos de estudiante, seguro escuchaste que esta parte de tu goma de borrar quitaba la tinta de los bolígrafos, sin embargo, hoy, tenemos que decirte que te estuvieron engañando todo el tiempo.

Lo cierto es que su verdadera función es borrar dibujos o escritos hechos sobre un papel mucho más grueso, sin dejar manchas ni marcas.

2.- Letras “F” y “J” marcadas en el teclado de tu compu


Siempre han estado ahí.  Las miras, las sientes, y hasta te preguntas por qué esas letras y no otras tienen la pequeña rayita. Sin embargo, dudo que hayas dado con la respuesta. Hoy lo vas a saber.

Estas rayitas nos indican la posición en que tienen que ir acomodados nuestros dedos al escribir de manera correcta en mecanografía; el dedo índice de la mano izquierda va sobre la “efe” y el dedo índice de la mano derecha sobre la “jota”. Ahora todo cobra sentido, y créeme, aunque suene complicado de hacer, si lo aplicas, con un poco de práctica, pronto vas a escribir más rápidamente sin tener que ver el teclado.

1.- Agujeros adicionales en los tenis


¿Eres de los que después de correr les salen ampollas? La solución está en Ese par de agujeros “extras” en la parte superior de tus tenis, mismos que tu pensabas que no tenían utilidad. Si amarras tus agujetas de la siguiente manera, creas un “bloqueo de talón”, por lo que mantendrás el área del tobillo muy firme, sin tener que apretar de más todo el calzado. 


Con ello evitas que tus pies se muevan dentro de los tenis, y también que tus uñas y dedos no choquen con la parte delantera. En pocas palabras, podrás caminar y correr por horas y horas sin lastimarte.

Y a ti, ¿qué artículo te sorprendió más? Compártenos tus comentarios.
Recomendados
Recomendados