25 cosas que están más sucias que tu taza de baño y tú NO tenías ni idea


Siempre que utilizamos el baño nos da un poco de asco que cualquier parte de nuestro cuerpo entre en contacto con el inodoro, pero por si no lo sabías hay más bacterias en un cubo de hielo que en la misma taza. ¡Así es! Aunque no lo creas tu refresco con hielo tiene más bacterias que si pasaras tu lengua en la taza del baño, pero no solo eso. En esta lista te pondremos 25 cosas que no creerás que están más sucias que tu retrete. 

25. Cubos de hielo


Como ya lo mencionamos, un estudio realizado por Vice dejó en claro que los cubos de hielo para consumo humano tienen una cantidad considerable de bacterias, alrededor de 1,113. ¿La razón? Muchos de los refrigeradores o máquinas de hielo no son limpiados con la frecuencia necesaria porque se tiene la falsa creencia que al ser agua, no transporta nada sucio. Muchas de estas bacterias pueden crecer en tus bebidas, excepto en las bebidas alcohólicas. ¡Punto para el whiskey!

24. Pisos del baño


Aquí no hay sorpresa, estamos de acuerdo. El diario The Sun realizó un estudio en el que determinó que el piso del baño puede tener hasta 2 millones de bacterias por cada 2.5 centímetros, mientras que la taza de tu baño solo tiene alrededor de 295 por cada 2.5 cm de superficie.

23. Escritorios de oficina


Un escritorio de oficina común puede tener hasta 400 veces más bacterias que la taza de tu baño dice el periódico Independent, todo esto es posible gracias a todo lo que llega a tu escritorio sin considerar de dónde vienen: Documentos de oficina, teléfonos, la taza de café e incluso tu propio cepillo de dientes.

22. Teclados de computadora


Un artículo publicado por el HuffingtonPost estima que en tu teclado de computadora hay alrededor de 20,000 veces más bacterias que en tu baño. Esto se debe a que generalmente no eres la única persona que usa la computadora en la casa u oficina y no sabemos de los cochinos hábitos de limpieza de tus compañeros de trabajo. En este segundo me dieron ganas de rascar mi cabeza.

21. Celulares


Nuestros teléfonos celulares pueden tener hasta 10 veces más bacterias que tu baño de acuerdo a la revista Time. ¿Te sorprende? Solo recuerda donde miras tu material cuando quieres pasar un tiempo de romanticismo solitario… Exacto. Por eso ya no pido teléfonos ni para emergencias.

20. Menús de restaurantes


Puedes entrar al restaurante más caro de tu ciudad, ver limpio cada rincón y aún así saber que los menús van a estar repletos de bacterias. Según la revista Eroski Consumer puede haber hasta 100 veces más bacterias en tu menú que en el mismo baño de ese mismo restaurante. Si alguna vez comiste en un lugar que se veía impecable y te hizo daño la comida, pregúntate si no tocaste ese menú después de lavarte las manos.

19. Tablas para cortar.


Puede que tu tabla para cortar tenga más excremento embarrado que la misma taza del baño. Resulta que las carnes crudas que picas en tu tabla contienen una cantidad increíble de bacterias presentes en excremento que hacen que tu tabla de cortar tenga hasta 200 veces más bacterias que tu baño, según la página News.com

18. Cepillos de dientes 


Esto va a sonar asqueroso, pero probablemente te estás cepillando con excremento sin haberlo notado antes. Resulta que cuando le bajas a tu taza del baño después de liberar a la nutria, las partículas de tus gracias pueden viajar hasta 1.82 metros y sobrevivir hasta 2 horas de acuerdo a un artículo del UsaToday. Para evitar esto se recomienda cerrar la tapa de la taza antes de bajar la palanca y cambiar tu cepillo de dientes cada 2 meses.

17. Alfombra de tu casa.


No lo vas a creer, pero un estudio publicado en Readers Digest reveló que en tu alfombra hay alrededor de 200,000 bacterias cada 2.5 cm de superficie, lo que lo convierte en 700 veces más asqueroso que la taza de tu baño. Se recomienda que limpies tu alfombra a profundidad por lo menos una vez al año.

16. Refrigerador


Se supone que la función de un refrigerador es prevenir que tus alimentos se llenen de bacterias, pero en muchas ocasiones la carne derrama sangre y no la limpiamos, comida se nos echa a perder y solo la sacamos ignorando que las bacterias siguen ahí y es por eso que un refrigerador puede llegar a tener bacterias peligrosas como el E.Coli.  La página de alimentos FoodAndWine recomienda que para conservar tus alimentos en perfecto estado limpies cada semana tu refrigerador y te asegures que está frío todo el tiempo.

15. Bolsas reusables / Bolsas ecológicas


No lo tomen a mal, estamos a favor de conservar el medio ambiente y las bolsas reusables son geniales para cuidar el planeta, pero son un foco de bacterias impresionantes cuando no las lavas o cambias con regularidad. 

De acuerdo al UsaToday hicieron pruebas en bolsas ecológicas y el 99% estaban llenas de bacterias.

14. Control Remoto


No nos extraña que un control remoto tenga bacterias o alguna especie de contaminación, pero nunca nos hubiéramos imaginado que están más sucios que la taza del baño. En la revista Forbes se publicó un estudio que revela este dato tan horrible. Y pensar que muchos usamos el control remoto mientras comemos, sería mejor usar la taza como mesa. Asco.

13. Perillas de puertas


Hay un motivo fuerte del por qué la gente que tiene miedo de los gérmenes no toca una perilla de puerta sin cubrir sus manos. Un estudio en CBSNews reveló que una perilla contaminada puede infectar una oficina completa en menos de 30 minutos.

12. Apagadores


Los apagadores de tu casa, o de cualquier casa o habitación en este caso, son un foco rojo de gérmenes y bacterias. El DailyMail lo resume de la manera más sencilla: ¿Cuándo fue la última vez que limpiaste tus apagadores? ¿Cuántas personas pasan por tu casa o habitación? ¡Exacto!

11. Fregadero


El fregadero tiene bacterias provenientes de carnes crudas, platos sucios y bacterias de personas que se lavan las manos en el mismo. ¿El resultado? Mucha, MUCHA más materia fecal que una taza de baño. La BBC de Londres estima que todos los fregaderos tienen múltiples bacterias y que un 45% de los mismos tienen bacterias fecales. Lava bien tus platos y utensilios antes de volver a usarlos.

10. Bañera


Nos parece un poco irónico que la bañera sea más sucia que la taza del baño, porque es el lugar que regularmente usamos para bañarnos y salir limpios. Readers Digest se encargó de bajarnos de esa nube al decirnos que existen alrededor de 20,000 bacterias solo en la coladera de la bañera. ¿Te sientes limpio aún?

9. Almohada


Ese pequeño recuadro de felicidad al que llamas almohada es en realidad la cuna mortal de bacterias, esporas de hongos y ácaros. El responsable de despertarnos del sueño y meternos a la pesadilla fue el New York Post. Dulces sueños.

8. Colchón


Era obvio que si la almohada en la que solo reposas tu hermoso rostro estaba contaminada, también lo estuviera el colchón. Se estima que en el transcurso de 10 años tu colchón puede llegar a pesar el doble gracias a la cantidad de bacterias, ácaros y sus desechos guardados a lo largo de esos 10 años. Popular Mechanics afirma que un colchón es mucho más sucio que un chimpancé y esos loquillos a veces ni se bañan.

7. Plato para mascotas


No nos parece nada loco que el plato de tu mascota esté super sucio porque nunca lo limpiamos. Solo la orilla del plato puede tener alrededor de 2,100 bacterias por cada 2.5 cm,  FoxNews indica que un plato de mascota que no ha sido limpiado con frecuencia puede enfermar a tu mascota e incluso a ti mismo. ¡Lávalo siempre que puedas!

6. Dinero


El mundo es dinero y el dinero viaja por el mundo, por lo que no es raro que cada billete esté lleno de bacterias que no queremos en nuestra vida. La revista Time afirma que con alrededor de 200,000 bacterias por billete, es recomendable que siempre te laves las manos después de tocar alguno para evitar enfermedades

5. Cortinas


Como podrás darte cuenta en este lista la cortina sí combina con la alfombra, ya que ambas están igual o peor de contaminadas. El Daily Mail afirma que debes lavar las cortinas de tu casa al menos 2 veces al mes y si eres alérgico evitar las cortinas de tela.

4. Cabeza de regadera


De nuevo: ¿Con qué demonios nos estamos “limpiando” nuestros hermosos cuerpecitos? Ahora resulta que la cabeza de tu regadera es el lugar perfecto para la formación de bacterias y es probable que te bañes con miles de bacterias cada primer chorro de agua, así lo afirma la CNN en uno de sus artículos.

3. Bolsas


Una mujer SIEMPRE va a tener de todo en sus bolsas, hasta bacterias. Al meter en una misma bolsa desde comida hasta billetes, monedas y hasta tijeras, no es de extrañarse que las bacterias estén a la orden del día. El diario Independent reveló que la bolsa promedio tiene más bacterias que un baño promedio. ¡Impactados de verdad!

2. La esponja de lavar trastes


Si aún estás lavando trastes con la esponja que te heredó tu abuela ¡Deshazte de ella en este segundo! Son un foco de bacterias impresionante a pesar de enjuagarlas con el mismo jabón que lavas. Forbes nos abre los ojos en un estudio revelando que al menos 5 de cada 10 bacterias detectadas en una esponja tienen potencial de transmisión y enfermedad.

1. Botones de elevador


Los botones de elevador son tocados por miles de millones de personas sin piedad alguna y sin higiene alguna. NCBI determina que son un foco de infección muy importante y que rara vez es tomado en cuenta, llegando a tener hasta 40 veces más bacterias que tu retrete. ¿Meterías tu dedo a la taza del baño y no lavarte las manos después? Eso pensamos.

¿Cuál de todos estos focos de infección te sorprendió más? Comparte con tus amigos para que se eviten enfermedades por no saber.
Recomendados
Recomendados