8 mentiras que te dijeron tus papás de niño y te traumaron para siempre. NO lo hagas con tus hijos


En los 90 se inventaron las armas psicológicas de los mayores hacia los niños, básicamente eran prácticas para infundir el miedo y así lograr completo control en los infantes alrededor del mundo, lo que nadie pensó es que esta estrategia provocaría horribles traumas. 

De los años 90 podemos recordar videojuegos, caricaturas geniales, peinados extraños y atuendos coloridos, pero definitivamente, lo más memorable son las historias de horror que nos contaron y que nos horrorizaron durante años. 

Te dejamos con 8 mitos que nos tragamos completos siendo unos inocentes angelitos y que nos traumaron para siempre.  

8- El “Chupacabras”


La leyenda se propagó por todos lados rápidamente y hubo gente que aseguró haberlo visto. El “Chupacabras” acechaba no solo al ganado, sino que además podría salir de cualquier parte en las noches y devorarte. History Channel presentó un interesante reportaje sobre esta leyenda y lo describe como un monstruo terrorífico de cabeza ovalada, ojos enormes y rojos como el fuego, medía más de 1.50 metros, era encorvado con largas espinas en el lomo y además tenía garras y enormes dientes. 

7- Agujas con Sida


Cuenta la leyenda que, un día como cualquier otro la ciudad estaba invadida de agujas con sida. Si ibas al cine era muy probable sentarte en una butaca con una y contraer el horrible virus sin previo aviso. Según El Universal, la gente estaba horrorizada y tenía miedo de salir siquiera al patio de sus casas. Hubo casos extremos que condujeron al suicidio ¿Cómo es posible que llegara tan lejos una mentira que involucra la salud y otros temas graves? Quizá nunca lo sabremos.

6- Autos Asesinos


Este mito urbano aterrorizó a muchos en los 90. Se trata de que mientras uno circulaba tranquilamente por la ciudad y te topabas con un carro frente a ti que no se movía en  un semáforo en verde, estabas en problemas muy graves. Según el diario en línea El Mundo, este mito se encargó de manipularnos a todos diciéndonos que si le pitabas, el conductor del carro misterioso se iba a bajar para matarte brutalmente pero, si te quedabas en silencio te daría algo de dinero. 

Durante algún tiempo nadie utilizó el claxon de su carro por si las dudas.

5- Dulces envenenados en Halloween


Una manera muy sencilla de arruinar la infancia de los niños y traumarlos de por vida fue decirles que durante la noche de brujas, disfrazados de su súper héroes favoritos, podían morir envenenados comiendo su dulce favorito. Se dice que a raíz de esta historia en países como México poco a poco se fue ido perdiendo la costumbre de salir a pedir dulces en la noche de Halloween. 

4- La Carreta del Diablo en Halloween


No sabemos a quien se le ocurrió o cómo es que comenzó a asustarnos a todos, pero la noche de Halloween cada vez se convertía en el evento más traumático de la niñez. Resulta que pasada la medianoche, el Diablo iba a pasear por las calles de todo el mundo con la intención de robarse las almas de los niños.

Se supone que debías evitar a toda costa ver a los ojos al diablo, o sea, podías ver la carreta, apreciar sus detalles y traumarte para siempre con la horrible silueta de Satanás, pero eso sí, evitar verlo a los ojos para conservar tu alma en su sitio.

3.- Música con mensajes subliminales 


Desde mensajes de adoración al demonio, hasta invitaciones directas a consumir sustancias o realizar prácticas indebidas. Según The Guardian, algunas de las canciones de los 90 y 2000 guardaban mensajes diabólicos. Gloria Trevi, Las Ketchup y Ricky Martin eran algunos de los artistas satánicos que manipularon nuestras mentes en aquella oscura década. Todo lo que tenías que hacer era reproducir las canciones al revés. 


2- Las caricaturas Japonesas más famosas de nuestra infancia eran del Diablo


Dragon Ball, Los Caballeros del Zodiaco y Pokemón permanecieron durante muchos años en la lista de las caricaturas prohibidas. Todo se originó luego de que alguien inventara que “Pikachú” significaba algo como “100 veces mejor que Dios”, el problema es que nunca nadie nos dijo en qué idioma. Varios medios importantes como El País  publicaron que los niños, al ver estas caricaturas sufrían terribles traumas y hasta ataques epilépticos ¿Por qué nos engañaban así?

1- El fin del mundo en el 2000



Muchos diarios del país e incluso televisoras ayudaron a que este mito tomara muchísima fuerza. El último mito de la década consistía en varios cuentos horripilantes, por ejemplo que Dios iba a bajar para seleccionar a las almas buenas y llevarlas consigo a cielo, otra aseguraba que iban a llover rocas de fuego, algunas nos hicieron creer que despertaríamos en una nueva era futurista y tecnológica con naves voladoras y sirvientes robotizados ¿Te acuerdas?

Sin embargo, la más traumática fue lo del colapso tecnológico, el cual decía que un extraño virus haría que las computadoras no descifraran el cambio de década y que esto provocaría caos mundial y por consecuencia,  sería el comienzo de “El fin del mundo” ¡Hay Nanita!

¿Cuál de estos mitos te ha impresionado más? Déjanos tus comentarios.
Recomendados
Recomendados