¿A qué le tienen miedo los narcos? Las 7 cosas a las que le tenía miedo el Chapo Guzmán.



Astuto y estratégico, despiadado y calculador, seductor y extremadamente inteligente. Estas eran solo algunas de las características de uno de los narcotraficantes más buscados en la historia más reciente de México. Sin embargo, como todo ser humano, al sanguinario jefe del Cártel de Sinaloa, también hay cosas que le aterran y le hacen la vida un verdadero infierno.

Descubre las cosas a las que más le temía el Chapo Guzmán.

7.- Miedo a la extradición


Pareciera ser a lo que más le temen los principales narcotraficantes de la droga. La extradición también fue el temor más grande del poderoso Pablo Escobar, quien llegó a decir que prefería una tumba en Colombia, que una celda en Estados Unidos. Pero, ¿cuál es la verdadera razón por la que estos jefes de la droga en el mundo, temen ser extraditados?


Según un artículo publicado por la CNN, el sistema de justicia y penal en Estados Unidos es mucho menos corrupto que en los países de Latinoamérica. Sus prisiones de máxima seguridad son muy controladas, sus oficiales son muy estrictos, y su acceso, prácticamente inquebrantable, de manera que los capos de la droga, se quedarían indefensos y sin ningún poder de influencia para poder escapar.


En el caso particular del Chapo Guzmán, comunicarse era una de sus principales herramientas, pero al ser extraditado a Estados Unidos, tiene prohibido hablar o tener algún tipo de contacto con guardias o prisioneros, sin embargo, aunque pudiera, le sería imposible, porque el Chapo no habla inglés. 


De ahí el terror del Chapo a la extradición desde que comenzó en el mundo del narcotráfico. 

6.- Miedo a perder la libertad


Es el más sagrado tesoro de los seres humanos, incluso para un narcotraficante. Según informes psicológicos y forenses practicados por la Fiscalía de México, el ex líder del Cártel de Sinaloa, tenía un miedo enfermizo a perder su libertad.


Sus dos increíbles fugas de penales de máxima seguridad, y los incansables desvelos por mantenerse prófugo de la justicia por tantos años, demuestran la fobia del Chapo a perder su libertad.


El Chapo, tiene una gran necesidad de liderazgo, es un hombre de acción y de constante movimiento, de manera que estar encerrado, es una amenaza de muerte para él, por la que sufre física y emocionalmente.

5.- Miedo a perder contacto con su familia


El Chapo tiene diez hijos de cuatro esposas diferentes, y según testimonios de sus más cercanos colaboradores, para el jefe de los Narcos en México, su familia lo es todo.


De hecho, precisamente fue capturado por tratar de comunicarse con su esposa y sus hijas, por lo que se desplegó un operativo solo digno de una película de ficción hasta que dieron con su paradero y fue apresado.


Especialistas han explicado que ese gran temor es él lo que ahora mismo está padeciendo en su celda de máxima seguridad en Estados Unidos, ya que según The New York Times, se ha reducido incluso, el contacto con su actual esposa, Emma Coronel, y sus dos hijas, lo cual, según la defensa, ha deteriorado la salud física y mental del capo sinaloense.

4.- Miedo a perder el poder


Según informes de la Fiscalía mexicana, quien investiga al Chapo Guzmán hace unos 20 años, su coeficiente de inteligencia es de 110, cifra que está por encima del promedio normal, y entre los distintos rasgos de su personalidad se señala un sentimiento de inferioridad, que se refleja en una expresión de superioridad intelectual, y ambición desmedida por el poder.


Estar aislado de su zona de confort y sin ejercer su poder, siempre fue uno de los temores de El Chapo, que hoy se vuelve realidad en el penal de máxima seguridad donde se encuentra preso en Estados Unidos.


Según el propio informe, quien fuera el respetado jefe del Cártel de Sinaloa, tuvo una dura infancia, en la que fue maltratado por su padre y donde vivía acomplejado por su baja estatura, misma que le dio el apodo con el que se le conoce internacionalmente.


De tal forma, al ser capturado, y perder el poder que logró en todos estos años, la pesadilla de no tener el liderazgo que una vez tuvo, se ha convertido en una dura realidad para este poderoso narcotraficante.

3.- Miedo a la Muerte


Como a todos, la muerte es un asunto que preocupa incluso a los hombres más temidos del mundo. El Chapo no escapa de esta preocupación, y según declaraciones de su propia defensa al diario El Nuevo Herald, en la actualidad el cruel jefe del Cártel de Sinaloa, tiene un miedo insuperable a morir en la celda de su prisión.


Según su abogado Eduardo Balarezo, el Chapo está perdiendo la memoria y está poniéndose paranoico. Repite las cosas una y otra vez, y se le olvida todo enseguida.


La captura y extradición del Chapo Guzmán, han deteriorado el carácter y determinación de quien fuera uno de los hombres más temido de México y Estados Unidos, y la causa, es su miedo a morir.

2.- Miedo a los perros


Según la cadena de noticias Russia Today, varios estudios psicológicos confirman un punto sumamente débil de Joaquín el Chapo Guzmán, que hasta entonces se desconocía. Sorprendentemente, una de las fobias más grandes del jefe del Cártel de Sinaloa, son los perros.

El uso de los perros para capturar y vigilar a los reos de máxima seguridad en el mundo, es un método bastante utilizado, a pesar de que organizaciones de derechos humanos han protestado por considerarlo una violación.


En el caso del Chapo, oficiales cercanos a su seguridad, han declarado que se vuelve histérico cuando siente la presencia de los animales, que definitivamente le aterran.

1.- Miedo a ser olvidado


Lograr seducir a las chicas más guapas, manipular a políticos, extorsionar a gobiernos, apretar el gatillo y acabar con su rival cuando lo estimara conveniente, es una enferma obsesión que solo los grandes pueden alcanzar en el negocio de las drogas.


Para Joaquín, aquel niño traumado por los abusos de su padre y su pequeña estatura, no contar con el imperio que formó a sangre y fuego, es la mayor sanción a la que lo pueden condenar.


Según un estudio criminológico desarrollado por la Universidad de Harvard, la ambición desmedida por el poder que padecen estos criminales, así como su necesidad de reconocimiento, en ocasiones llegan a niveles insospechados, y no dejar una huella a su paso por este mundo, es un asunto que les preocupa demasiado.


En Sinaloa, o en Nueva York, fuera o dentro de un penal de máxima seguridad, el mayor temor del Chapo Guzmán será siempre, caer en el olvido.

Y para ti, ¿cuál es tu mayor miedo? Compártenos tus comentarios.
Recomendados
Recomendados