Así luce hoy la casa que Pablo Escobar construyó en México



No solo era conocido por sus guapas mujeres. Como todo narcotraficante que se respete, Pablo Escobar presumía y vivía en mansiones de lujo, distribuidas por toda Latinoamérica, donde pasaba sus pocas horas de descanso y diversión.

Luego de la muerte del famoso capo de la droga, muchas de estas residencias quedaron abandonadas o fueron apropiadas por el gobierno, sin embargo, varias de ellas han resurgido como lo que alguna vez fueron. 

Descubre la mansión de Pablo Escobar en México, donde hoy te puedes hospedar.

Fue encontrada en 2003, en la localidad mexicana de Tulum, ubicada en la costa de Quintana Roo, muy cerca de una playa.



La que fuera la mansión del mayor narcotraficante de la historia de América Latina, estaba estratégicamente ubicada en el centro de un área boscosa, rodeada de una frondosa vegetación.



Tanto había sido el oscuro legado de Escobar, que no fue hasta 2012 que nadie quiso hacerse cargo de ella.



En ese año, Lio Malca, un popular galerista norteamericano la compró y la remodeló a su gusto.


Tardó 5 años, pero valió la pena, pues hoy la lujosa mansión es un hotel boutique con nueve suites y unas 26 habitaciones.



El hotel, decorado con obras de arte, es visitado por parejas de luna de miel, familias y grupos de amigos, que pasan unas excelentes vacaciones en un inmueble, que tiene como atractivo adicional, haber sido uno de los lugares preferidos de "el patrón del mal".



El precio aproximado para dormir una noche en el lugar es de 9,500 pesos mexicanos, pero según un reporte de la CNN en español, aquí los visitantes, además de las comodidades, pueden sentirse envueltos en los olores y sonidos del mar y de la selva a la vez.









Y a ti, ¿te gustaría pasar tus vacaciones en este hotel? Comparte tus comentarios.
Recomendados
Recomendados