Así lucían las frutas y verduras hace años. Por eso la gente casi no comía plátanos



Hoy forman parte de nuestra dieta diaria y las consumimos en un gran número de preparaciones. Sin embargo, te has preguntado cómo lucían esas frutas y vegetales que llevas hoy a tu mesa.

Mira cómo se veían estas 9 frutas y verduras en la antigüedad.

9. Tomate


Le llamaban jitomate, y a diferencia de los que muchos piensan no es un vegetal, es una fruta, que se consume y se prepara de diversas maneras.

Surgió en los pueblos indígenas de Sudamérica, crecían de forma silvestre, eran muy pequeños, y de color amarillo.


Hoy, afortunadamente el tomate, es de color rojo, y se utiliza lo mismo en salsas, que, en jugos, que como acompañante en las comidas.

8. Maíz


Todos sabemos, que ha sido el producto más consumido por nuestra civilización precolombina, así que no hay dudas de que el maíz es originario de México. Nuestros antepasados indígenas ya lo consumían mucho antes de la llegada de los españoles, quienes, al ver sus magníficas propiedades alimenticias, lo exportaron a Europa donde hoy es todo un éxito.

Sin embargo, un reportaje de la CNN en español nos muestra que el sagrado maíz al principio era muy seco, y su forma era más parecida a las semillas.


El desarrollo provocó que su aspecto fuera cambiando con el tiempo, y hoy, lo podemos consumir mucho más grande, en una mazorca, que facilita desgranarlo de forma sencilla.


La industria de este producto lo ha comercializado tan bien, que hoy lo podemos ver de diferentes formas y colores, aunque quizás no tan saludables como antes.

7. Sandía


Hoy nos refresca y la consumimos cueste lo que cueste, sin embargo, no siempre tenía ese aspecto. Según la CNN en español, se habló de sandía por primera vez, en el siglo XVIII, y para aquel entonces su interior no era rojo, sino verde, y sus semillas eran demasiado grandes, de manera que entorpecía su consumo.


Gracias a las innovaciones y el propio desarrollo, nuestra sandía hoy muestra un atractivo color rojo intenso en su interior, y en el atrevido continente asiático, se le puede ver, además, en las más diferentes formas, incluso hasta en grandes cubos. 


6. Banana


Muchos dicen que es un verdadero engendro de los hombres, otros que es una fruta que no debería existir por las enormes plagas de las que ha sido víctima, y aunque te parezca descabellado, estas afirmaciones no dejan de ser ciertas.

Aunque la deliciosa banana fue cultivada hace poco más de 7 mil años en Papúa, Nueva Guinea, esta no tenía la atractiva forma y color que muestra hoy. Por el contrario, el plátano era de color verde, su interior era duro, contenía grandes semillas, y lo peor, era salado.


Con el desarrollo tecnológico, y el injerto de varias cepas de plátano, en la actualidad esta fruta tiene una cáscara amarilla, un dulce sabor, y ni una sola semilla.

Es una de las frutas más consumidas, y dicen que comerte una en las mañanas, te alegra el día, pues te quita el hambre, y como ayuda al control del azúcar en sangre, sentirás una vitalidad increíble.

5. Berenjena


De todos los vegetales, la berenjena sí que ha evolucionado. Según una investigación publicada por la BBC de Londres, la de antes, tenía espinas en su raíz, y un raro color azul y amarillo que no la hacía tan apetitosa. Cuenta el artículo que también tenía una forma redonda.


Por suerte la berenjena de hoy, no tiene nada que ver con la de nuestros antepasados, pues además de aportar muchísimas vitaminas y minerales a nuestro organismo, ya no tiene espinas y tiene un atractivo color morado, que la hace especial en las canastas del supermercado.

4. Zanahoria


Según reportaje de Russia Today, la zanahoria comenzó a ser cultivada en siglo X, y en aquella época tenía un sabor muy fuerte, una forma bien delgada, y podían ser moradas, blancas y hasta negras.


Hoy su color naranja, y sus vitaminas llaman la atención no solo de los conejos de granja, sino de muchísimas personas que adoran comer la zanahoria. 

3. Durazno


Se empezó a cultivar en China hace más de 6 mil años, y en aquel entonces, era bien pequeño. El durazno parecía una cereza, sin embargo, estaba lleno de semillas.


Hoy, luego de una constante evolución, el durazno luce hermoso en los supermercados, y su néctar, es muy popular entre los niños y jóvenes.

Hoy, según el diario español El País, se cree que esta fruta solo tiene la tercera parte de las semillas que tuvo en sus inicios.

2. Pepino


Su forma y sus espinas, hacían que los hombres despreciaran a este vegetal desde su surgimiento.


Gracias a su evolución, hoy los pepinos han agrandado su tamaño, y adornan preparaciones de la más alta cocina internacional.

Pero no solo se consume en las comidas, la industria de belleza, utiliza el pepino en cremas shampoo, y otros productos cosméticos que tienen una gran demanda a nivel mundial.

1. Aguacate


Tiene fama de ser un afrodisíaco. Nuestros antepasados, los Aztecas le llamaban “la fruta de la fertilidad”. Tradicionalmente, el aguacate ha sido utilizado como un remedio natural para tratar la disfunción eréctil.


A lo largo de la evolución, su semilla o hueso interior ha disminuido, de manera que su masa hora se puede aprovechar mucho más.

Y a ti, ¿Qué fruta o verdura te gusta más? Comparte tus comentarios.
Recomendados
Recomendados