Comía con su papá en un restaurante y vio a un indigente afuera. Lo que hizo te romperá el corazón



A menudo nuestros hijos nos sorprenden con su inocencia y su bondad. Cuando esto sucede, es filmado y publicado en redes sociales, el video se hace viral.

En menos de 15 días, la hermosa y espontánea acción de esta niña tuvo 42,5 millones de visualizaciones y miles de reacciones entre los usuarios de Facebook.

Mira cómo una pequeña le ofrece su propio plato de comida, a una persona sin casa. Se vale llorar.

Sucedió en un Restaurante de San José, California. Eddie y Ella, padre e hija, comían tranquilamente cuando de pronto, la niña vio algo por la ventana que le impidió seguir comiendo.


Era un vagabundo, que con hambre y mucho frío, descansaba en un banco fuera del restaurante.


De manera espontánea, y con la inocencia que caracteriza a los niños de su edad, Ella, la niña, preguntó a su padre si podía compartir su plato de comida, con el señor que estaba sentado afuera.


Al escuchar lo que su hija le pedía, Eddie no pudo hacer otra cosa que tragar en seco, y emocionado, apoyó de inmediato las buenas intenciones de su pequeña, a la vez que decidió filmar el momento.


Ella se levantó de su mesa, tomó su plato de comida, con cubiertos incluidos, y salió dispuesta del local, hasta donde estaba el señor de la calle. Al llegar, cariñosamente le ofreció su comida al señor, y éste, sorprendido, se quedó mirando a la niña mientras regresaba muy orgullosa de su buena acción.

El padre, orgulloso también, dice en el video: “Esa es mi niña”, felicita a su hija, y esta le responde que lo que había hecho le ha gustado mucho.


El video, de apenas un minuto y 20 segundos de duración, enseguida se hizo viral en redes sociales.


Eddie, todavía emocionado escribió en su cuenta de Facebook:

“Hoy, mi niña Ella aprendió una importante lección: ¡Ayudar a los menos afortunados! Estoy tan orgulloso de mi niña.”


Ante la repercusión de su publicación, volvió a postear:

“La verdad es que le he enseñado a Ella para hacer estas cosas desde que tenía 3 años cuando vivíamos en Brooklyn, Manhattan. He tenido a tantas personas que me ayudaron en mi vida que es muy importante darle a mi hija esa lección. Muchas gracias por su apoyo. ¡Esto significa mucho para mí!


Y tú, ¿también has aprendido la lección? Comparte tus comentarios.
Recomendados
Recomendados