El alimento del futuro. Crean el pan de cucaracha y tiene más proteina que la carne.



Sí, el mundo está cambiando y nosotros con él. Lo que por años nos ha parecido repugnante, a partir de ahora bien pudiera convertirse en el menú diario de muchas personas en todo el mundo. Los datos no mienten, y si han durado tanto tiempo y en tantos lugares, por algo será, pero… ¿Te comerías un pan de cucaracha?

Sabe a cacahuate y alimenta más que un filete de res. Así es el pan de cucaracha.

La iniciativa se llevó a cabo en la Universidad Federal de Rio Grande (FURG), en Brasil, donde un equipo de investigadores brasileños, dirigidos por Lucas y Menegon, se atrevieron a cocinar un pan de harina hecha con cucarachas.


¿Por qué y para qué? Entre las razones está la creciente escasez de alimentos, y la superpoblación mundial.


Según un informe dado a conocer por la ONU, para el 2050 habrá alrededor de nueve mil 700 millones de personas en el mundo, una cifra difícil de alimentar, así que una solución podría ser comenzar a comer insectos.


Sin embargo, este es solo uno de los de motivos, pero no el más importante. La principal motivación es que ha quedado demostrado que estos desagradables insectos son ricos en proteínas, están lejos de estar en peligro de extinción, y claro, su precio en el mercado sería bien económico.


Según las investigaciones, las cucarachas utilizadas en la elaboración de este pan, no son las que normalmente vemos en las calles o lugares desagradables. Para tan noble empeño se utilizará una especie en particular, conocida como cucaracha langosta, originaria del norte de África y de fácil y rápida reproducción en cautiverio.


Pero eso no es todo, consumir este pan hecho de cucaracha triturada, podría ser más saludable que comerte un filete de res con papas fritas.


Si, leíste bien, y créeme, el equipo de estudiosos también quedó sorprendido cuando comprobaron que estos insectos tienen un 70 por ciento de proteína en su interior, o sea, un 20 por ciento más, que las proteínas que ofrece la carne de vaca.


Es tan rentable este negocio, que, para producir un kilo de carne roja, se necesitan 250 metros cuadrados de espacio, y 20 mil litros de agua; por su parte, un kilo de insectos solo necesita 30 metros cuadrados y mil litros de agua. O sea, es un negocio redondo.


Según el profesor Enio Viera, nutriólogo de la propia universidad donde se lleva a cabo la investigación, los seres humanos evitamos comer insectos, porque siempre pensamos que tendríamos que consumirlos enteros y crudos.


Sin embargo, el proceso de elaboración de este pan, se basa en deshidratar y triturar a las cucarachas, para luego mezclarlas con la harina de maíz tradicional, lo que le dará al pan, un ligero sabor a cacahuate.


Y tú, ¿te atreverías a probarlo? Comparte tus comentarios.
Recomendados
Recomendados