En el 2015 se tatuó la cicatriz de su hijo, hoy el pequeño falleció


Hace un año publicamos una maravillosa historia de amor entre padre e hijo, donde los protagonistas eran el pequeño Gabriel Marshall y su padre, quien se tatuó la cabeza para acompañar a su hijo en el dolor del cáncer ¿La recuerdas?


Lamentablemente hace unos días ha ocurrido una horrible tragedia, el niño murió luego de luchar contra el cáncer que lo persiguió desde el 2015.

Conocimos esta historia cuando su padre Josh mostró una imagen que recorrió el mundo entero, en la que se ve padre e hijo compartiendo una cicatriz. La del niño era la cicatriz de una operación para extraer un tumor maligno del cerebro, la del padre era un réplica tatuada como un hermoso gesto de amor y apoyo hacia su hijo.

"No me gustaba que se llamara a sí mismo un monstruo, porque para mí es hermoso" explicó Josh al medio local KWCH 12.


Estábamos ante un padre con el corazón roto pero de pie para demostrarle a su hijo que debía ser fuerte y que no debía sentir vergüenza de la cicatriz en su cabeza, pues esta era la marca de su lucha.


La lucha comenzó en el 2015 y terminó el pasado Lunes 1 de octubre, que fue cuando el pequeño Gabriel no resistió más y se marchó de este mundo. Tras su muerte, el padre publicó algunas fotos justo a mensajes de despedida:

“Hijo, gracias por este regalo”  y, “Tengo el corazón roto. No solo he pedido a mi hijo, sino que también a mi mejor amigo”


Gabriel tenía ya algunos días sufriendo dolores muy fuertes en la cabeza pero el domingo se volvieron insoportables, así que lo llevaron a urgencias, estando ya en el hospital el valiente niño sufrió una parálisis parcial en la parte izquierda de su cuerpo que se iba y volvía. Los médicos no podían explicarse lo que ocurría.


El padre también narró cómo es que fueron los últimos minutos en vida del pequeño Gabriel.

“El Dr Rosens estaba persiguiendo a Gabriel en todo el cuarto, él estaba corriendo ¡Corriendo! Estaba sonriente y reía mucho. Ese día tan increíble vivirá en mi memoria por siempre. Te amo mi booty butt, mi hermoso bebé”

Te dejamos con la última foto que se tomaron juntos padre e hijo. No cabe duda que a veces la vida nos da enormes señales que nos hacen mejores personas. Descanse en paz Gabriel Marshall. 


Recomendados
Recomendados