¿Encontraron un megalodón vivo en las islas Marianas? El tiburón que se creía extinto podría no estarlo




El megalodón existió en nuestro planeta hace 23 millones de años, es el tiburón más grande que ha existido en nuestro planeta y se cree extinto desde hace 2.6 millones de años.


Muchas personas aseguran que existe una remota posibilidad de que este enorme animal aún esté con vida en la profundidad de la fosa de las marianas, el punto más profundo registrado en los océanos del planeta tierra y que mide 2,400 kilómetros de profundidad, que es más largo que nuestra montaña más alta, el monte Everest.


Para poner todo en perspectiva, el tiburón más grande que aún existe en nuestros océanos y del cual se ha tenido registro, es el tiburón “Deep Blue” registrado en el 2018. Según la BBC es un tiburón blanco con un tamaño aproximado de 7 metros de longitud.


Un megalodon solía medir entre 15 y 18 metros de largo. Esto se puede determinar gracias a las evidencias de enormes colmillos y restos fósiles que se tienen a la fecha en museos. Esto significa que era al menos 3 veces más grande que el tiburón “Deep Blue”


Los megalodones se alimentaban de otras especies marinas como la vaquita marina, el león marino, delfines e incluso otros tiburones de menor tamaño. Comían lo que fuera necesario para poder comer los 1,150 kilos que necesitaban al día para sobrevivir.

No sólo existieron, sino que la fuerza de la mordida de un Megalodón era de aproximadamente entre 10,800 a 18 mil kilos de fuerza, una mordida mucho más poderosa que la de un tiranosaurio rex, quienes de acuerdo al portal National Geographic  y a la ciencia apenas alcanzaban los 5,800 kilos de fuerza por mordida, una desventaja bastante evidente contra el dinosaurio.


¿Pero, qué posibilidad hay de que el megalodón siga vivo en las profundidades de la fosa de las marianas?

Hay un fenómeno paleontológico llamado el Taxón Lázaro o Especie Lázaro en referencia al efecto de la resurrección de Lázaro en el que una especie que se consideraba extinta resurge en tiempos modernos. Un ejemplo de esto es el Celecanto, un pez que se creía extinto hace 65 millones de años y resurgió en una costa africana en 1938.


Pero para que el Megalodón se encuentre entre nosotros y viva en la fosa de las marianas, se tuvo que haber adaptado a temperaturas más frías, un patrón de reproducción diferente y lograr conseguir esos 1,150 kilos de alimento de fuentes muy diferentes, ya que los peces que habitan en las profundidades son mucho más pequeños que los de la superficie. La revista Animal Planet plantea la posibilidad de que las poblaciones de Megalodón pueden haber sobrevivido en la fosa de las Marianas ya que hay algunas ballenas y calamares gigantes que llegan hasta altas profundidades, por lo que la oportunidad de que el Megalodón pueda alimentarse con lo necesario aún es posible.


La conclusión es que con tanta tecnología y la intensa exploración de los océanos parece imposible que la existencia de un Megalodón pueda ser comprobada, sin embargo, debemos recordar que cerca del 80% de nuestras aguas no han sido exploradas por lo que la existencia de estos enormes animales tiene una posibilidad.

¿Será posible que en alguno de estos porcentajes el megalodón siga nadando sin haber sido visto? Cuéntanos en los comentarios.
Recomendados
Recomendados