La escalofriante vida de los niños de Corea del Norte


Como una de las naciones más aisladas, Corea del Norte suele hacer las cosas muy diferentes al resto del mundo. Desde la división de la península coreana en 1948, este país se ha desarrollado bajo un régimen autoritario, un lugar en el que sus habitantes pueden hacer únicamente lo que su líder dice. Él les dice cómo es que tienen que vivir. Y obviamente, si alguien se opone, recibe el peor de los castigos.

Sin duda la peor parte la viven los menores, 5,3 millones de niños menores de 14 años son víctima de los abusos de Kim Jong-un.


9. Niños huérfanos, adoptados y abandonados una vez más

Para quienes no tienen padres, la vida en los orfanatos norcoreanos puede ser especialmente brutal.


Como si no fuera suficiente, los niños huérfanos, luego de ser adoptados, millones de niños son regresados más tarde al orfanato porque sus nuevos padres no pueden mantenerlos. De acuerdo a un estudio publicado por la cadena CNN. 

8. Educación controlada

El gobierno de Corea del Norte comienza con el lavado de cerebro con los más pequeños, tanto en el jardín de niños, como en la primaria, a los niños se les enseña a cantar que son felices.

La educación en este país, según la agencia de noticias, EFE, es obligatoria, y lo que pareciera un logro del gobierno, es una verdadera estrategia para controlar las mentes de sus habitantes desde las edades más tempranas.


La enseñanza del idioma ruso, por los lazos que alguna vez unieron a este país con los soviéticos, son materias prácticamente obligatorias.


Sin embargo, no solo se estudia el ruso, también el idioma inglés, aunque en un nivel bastante bajo, debido a la prohibición del gobierno, de usar libros de texto extranjeros.


7. Enojo contra los americanos

El adoctrinamiento a que se ven sometidos los niños en Corea del Norte comienza incluso mucho antes, en el propio jardín de niños, donde según un artículo publicado por el diario norteamericano El Nuevo Herald, constantemente les enseñan a los pequeños, mensajes coraje a través de juegos y canciones diseñadas para atacar al supuesto “imperio” norteamericano. 


En uno de los juegos, se usan rifles de juguete y granadas para atacar imágenes de dibujos animados con la figura de soldados norteamericanos.


6. Los talentos son reclutados

Los niños talentos con actitudes pasan su tiempo libre asistiendo a clases especialmente diseñadas para aprovechar su inteligencia.



En Pyongyang, la capital del país, según un informe de la agencia de noticias ANSA, se encuentra el Palacio de los Niños, un centro muy bien equipado donde se puede aprender informática, música y dibujo, practicar cualquier tipo de deporte y otras actividades. Se trata de un experimento en el cual se busca crear personas con habilidades superiores, y que estos puedan trabajar en un futuro para el gobierno. 


5. Trabajo duro

No todo es color de rosa para los niños que viven fuera de Pyongyang, la capital del país. Según la cadena de noticias AFP, el resto de los pequeños, son obligados a trabajar en las granjas de Corea del Norte, donde enfrentan difíciles condiciones de vida.


El trabajo forzoso representa una gran parte de la producción económica del país, y es asumida por estos niños. Algunos informes publicados por la CNN en español, señalan que los niños deben trabajar jornadas de hasta 14 horas, en las que cosechan, talan árboles, parten y transportan rocas e incluso trabajan en obras de construcción, y al igual que los adultos, tienen una llamada “tasa de trabajo”, y en caso de no cumplirla, pueden ser hasta multados.


4. La enseñanza de la historia local es prioridad

En las escuelas, la enseñanza de la historia más reciente del país, es esencial. Las biografías de sus líderes del país, apunta un artículo publicado en el periódico The New York Times.


En las clases se dedican a glorificar las acciones revolucionarias de la dinastía Kim, integrada por Kim Il Sung, Kim Jong Il y Kim Jong-Un.

3. Propaganda por y para los niños

Desde pequeños, la propaganda ideológica en las aulas y en las actividades con niños, es algo natural.


En los pasillos de la escuela hay carteles de propaganda, en los libros de texto, consignas patrióticas, en los actos escolares, según Rusia Today, los niños interpretan escenas de su historia, y en las fiestas principales se llevan a cabo desfiles de niños, donde los escolares marchan vestidos con uniforme militar y conducen autos con cohetes de cartón.

2. Militan en organizaciones de manera obligatoria

A la edad de 10 años, todos los niños sin excepción se unen a la Unión de Niños Coreanos y a partir de ese momento comienzan a asistir a reuniones político-ideológicas.



1. Niños pobres


Según un informe de la ONU, publicado en la BBC de Londres, alrededor del 40% de la población de Corea del Norte vive por debajo de la línea de pobreza.



En este alto por ciento influye una mala gestión del gobierno, y las diferentes catástrofes naturales que azotan al país. Los niños son los que más sufren esta situación, y muchas veces se les puede ver mendigando en las calles para poder encontrar algo que comer. 



Y tú, ¿qué piensas sobre esto? Comparte tus comentarios.
Recomendados
Recomendados