La terrible vida de EMINEM antes de ser famoso. Estaba destinado a fracasar


Hay artistas que hablan acerca de tragedias ajenas, pero pocos que tienen el valor de contar las propias con la franqueza, pasión y agresividad con la que lo ha hecho el rapero Eminem por casi 20 años.

Una de las canciones que ejemplifica esto es “Kim”. Este tema es uno de los más personales que este rapero estadounidense ha lanzado ya que relata el odio que tuvo hacia una mujer de la vida real llamada Kim, su ex esposa, luego de que esta lo engañara. En el tema, Eminem relata cómo la mataría, razón suficiente para hacer de este un tema alarmante, pero no fuera de lo común si se analiza de cerca la música del rapero.


Si vieron alguna vez la película “8 Mile: Calle de las Ilusiones” de 2002, tendrán una idea certera de cómo fue la vida de Eminem, o sea, no por nada interpretó al protagonista.

La vida de Marshall Mathers III, el verdadero nombre del rapero, estuvo marcada por la tragedia desde chico ya que su padre lo abandonó a temprana edad y su madre, quien desarrolló serios problemas con las drogas, apenas podía mantener un trabajo.


Esto provocó que el joven Mathers no pudiera hacer amigos y se sintiera como una escoria en cada escuela a la que iba en vista de su soledad y pobreza. En su autobiografía de 2008, “The Way I Am”, Eminem cuenta que las golpizas que recibía en la escuela, así como el abuso emocional y físico que recibía de su madre, hicieron de él una persona llena de ira.

Afortunadamente, gracias a las letras del grupo de rap N.W.A., Mathers encontró en este género un refugio para desahogar su enojo y, gracias a que era bueno en su clase de inglés, empezó a hacer las rimas que en un futuro lo dispararían a la fama.


Es aquí cuando Kimberly Anne Scott, la mujer en quien está basa la canción “Kim”, entró en la vida del rapero. De acuerdo a la misma Kim, ella vio por primera vez a quien sería su futuro esposo en una fiesta mientras éste cantaba la canción “I´m Bad” del rapero LL Cool J.

Sólo bastaron unos minutos para que esta chica se enamorara de Mathers, quien en ese entonces tenía 15 años, y diera comienzo lo que sería el ejemplo perfecto de una relación tóxica.


De acuerdo con el libro “My Son Marshall, My Son Eminem”, la autobiografía de la madre de Eminem que se publicó en 2008, el rapero llevó a Kim un día a su casa y le dijo a su mamá que ella no tenía donde quedarse. Ella aceptó recibir a la chica, pues, así como su hijo, pasaba por horribles problemas familiares y decidió echarle una mano.

La relación entre Eminem y Scott  era muy intensa, pero se puede resumir en constantes rupturas e insultos, los cuales eran algo normal para ellos considerando sus historias familiares.


De acuerdo con la revista People, las cosas empeoraron luego que la madre de Eminem, quien para ese momento era adicta a medicamentos de receta, los echó de su casa, lo cual obligó a que la pareja se mudará a un barrio peligroso de Detroit en el que los asesinatos, los robos y la venta de drogas era cosa de todos los días. Obviamente, esto no los ayudó mucho para lo que seguiría.

1995 fue un año importante para ambos ya que Kim tuvo un embarazo no deseado. En ese momento ella tenía 20 años, Eminem 21, y el único ingreso que tenían era el que Mathers tenía como lavaplatos en un humilde restaurante, el cual apenas ayudaba a pagar las cuentas.


Para suerte del rapero, su esfuerzo por destacar en la escena musical de Detroit rindió frutos cuando el legendario productor musical Dr. Dre, quien había trabajado con N.W.A., escuchó su demo en 1997 y lo firmó de inmediato para que en ese mismo año saliera su primer disco “The Slim Shady EP”.

En las letras de sus canciones, Eminem hablaba acerca de lo difícil que fue vivir con su madre. Esto no le gustó para nada a ella, por lo que decidió demandar en 1999 a su hijo por 10 millones de dólares, acusándolo de difamación. Al final, el rapero terminó pagando 25 mil dólares.

Pero las desgracias no terminarían allí, pues ese mismo año se casó con Kim Scott, aunque las cosas no salieron bien para la pareja ya que, de acuerdo al portal TMZ, los conflictos se intensificaron mientras la carrera de Eminem ascendía.


Pero lo que puso el punto final a su relación fue que la infidelidad de Kim, pues una noche Eminem la encontró besándose con el rapero John Guerra. Eminem amenazó a Guerra con una pistola 9mm y luego fue arrestado por la policía. Mathers y Scott firmaron su divorcio en 2001.

A pesar de sus penas, la carrera de Eminem no perdió fuerza ya que para 2004, era un ícono del rap a nivel mundial. Sin embargo, la tragedia volvería a su vida luego de casarse por segunda vez con Scott el 14 de enero de 2006, pero, como un podría suponer, la pareja se separó 41 días después, esto según un artículo de la revista People.


Esto llevó a que Eminem enfrentará serios problemas personales que lo condujeron a una adicción al alcohol y a las pastillas para dormir.

Su peor momento ocurrió en diciembre 2007 ya que, de acuerdo a una entrevista con el canal VH1, sufrió una sobredosis; de haber llegado dos horas más tarde al hospital, pudo haber muerto.


Después de eso, Eminem dio un giro a su vida. Entró a rehabilitación y combatió sus demonios para después reclamar su puesto como uno de los mejores raperos del mundo con su disco Relapse de 2009.

A partir de ahí, su carrera musical se ha mantenido estable gracias a que la honestidad y crudeza de sus letras; las cuales son una vía de escape para aquellos que han sufrido situaciones similares. 


Su vida personal también se ha mantenido en balance. Sus problemas con Scott no han evitado que ambos mantengan una relación sana por el bien de su hija, quien ahora tiene 22 años de edad.

¿Qué opinan de la historia de Eminem?
Recomendados
Recomendados