Los peores 6 casos de personas que fueron poseídas en la vida real


Es un misterio que nos acompaña y que ni la ciencia ni la iglesia han podido explicar. Aunque muchos intenten desviar la atención, hemos visto imágenes de la vida real, que no han salido precisamente de una película de terror.

Descubre a 6 personas que fueron poseídas y exorcizadas

6.- Rudy Eugene


Fue el responsable de uno de los casos de posesión demoníaca y canibalismo más salvajes en la historia reciente de los Estado Unidos. La historia, llamada por los medios de comunicación como ‘Miami Zombie’, tiene a Rudy Eugene como protagonista de insólitos ataques a hombres que vivían en la calle en la ciudad de Miami. 


Según The Washington Post, Rudy golpeaba y le quitaba toda la ropa a sus víctimas antes de comerse sus rostros a plena luz del día, mientras gritaba frases raras y actuaba como si hubiera perdido la razón. 


Una verdadera muestra de posesión demoníaca, que terminó en mayo del 2012 cuando la policía le disparó en la cabeza, al encontrarlo poseído, en plena escena del crimen.

5.- Clara Germana Cele


Sucedió en el año 1906, en la misión de San Miguel en Natal, Sudáfrica. Clara era una joven estudiante cristiana de dieciséis años, muy arriesgada, que, a través de rezos, oraciones y extraños rituales acabó haciendo un pacto con el mismo Satanás.


Según la BBC de Londres, pocos días después Clara comenzó a rechazar los símbolos religiosos como crucifijos y rosarios, podía hablar y entender varios idiomas, podía predecir y contar las historias de vida más íntimas de las personas que la rodeaban.


Se le practicaron varios exorcismos para liberarla, y según testimonios de las monjas y sacerdotes que la atendieron, Clara tenía un extraño comportamiento que la hacía incluso levitar hasta cinco metros en el aire mientras hacía horribles sonidos.


Llegó incluso a intentar estrangular a un sacerdote cuando este le practicaba un ritual, sin embargo, al final, los espíritus fueron expulsados de su cuerpo. Pero la historia no termina aquí. Según la propia cadena de noticias BBC, en enero de 1907, y en ausencia del padre Erasmus, quien la había liberado en primer lugar, Clara sufrió una recaída e hizo un nuevo pacto con el diablo.


Finalmente, el 24 de abril de ese año fue exorcizada nuevamente. El ritual duró dos días con sus noches, tuvo éxito. La partida definitiva del demonio que la habitaba, quedó marcada por un fuerte y desagradable olor para nunca regresar.

4.- Anna Ecklund


Es sin dudas el caso de posesión demoníaca más documentado de todos los tiempos. Su historia, no fue sacada de una película de terror, más bien varias películas se basaron en su historia.


Fue poseída cuando tenía 14 años. Su madre era muy católica, por lo que utilizó sus influencias para practicarle un exorcismo que resultó exitoso, sin embargo, volvió a ser poseída como consecuencia de su tía, una bruja de la localidad y su padre, un hombre dedicado al satanismo.


Según la cadena de noticias Russia Today, los testigos aseguran que hablaba en lenguas muy extrañas de las que nunca había escuchado ni leído, que vomitaba constantemente y que era capaz de leer las mentes.


Un testigo de lo ocurrido, entrevistado tiempo más tarde por la revista Time, así narró los hechos:

“Cuando el padre Riesinger inició el ritual de exorcismo la mujer se liberó de la cama y de las manos de los guardias; y su cuerpo, atravesando el aire, aterrizó justo encima de la puerta y se desplazó por la pared con un agarre tenaz, como si se tratara de una especie de insecto capaz de caminar por las paredes. Todos los presentes fueron invadidos por un miedo estremecedor. Sin embargo, el padre Theophilus Riesinger se mantuvo en calma”.


Luego de pasar 23 días de exorcismo los sacerdotes lograron extraerle todos los demonios de su cuerpo. El extenso ritual provocó el deterioro del cuerpo de Ecklund, ya que se negó a consumir alimentos, también vomitó cosas sucias y lo que parecían ser hojas de tabaco. Se le hincharon la cabeza, los labios y la cara, Se informó que el exorcismo fue tan agotador, y el comportamiento de Ecklund tan violento, que varias monjas de la orden franciscana pidieron ser reubicadas en un convento diferente.

Por lo aterrador de este caso, luego de su último exorcismo, la verdadera identidad de Anna Ecklund se mantuvo protegida del público, por lo que se desconoce de su vida posterior.

3.- David Berkowitz


Conocido como el hijo de Sam Killer, fue, según el diario Nuevo Herald, uno de los asesinos en serie más conocidos en el mundo por aterrorizar en los años 70 del siglo pasado a los habitantes de la ciudad de Nueva York.


Al ser capturado el hombre dijo estar poseído y hacer lo que le pedía su jefe, el demonio. Explicó desesperado que el perro de su vecino estaba poseído también y era quien le ordenaba y decía los asesinatos que debía cometer. 


2.- Ronald Doe


Quizás pocos conozcan que la famosa película El Exorcista, está basada en un hecho real cuyo protagonista era Ronald Doe, un chico de 14 años que cometió el terrible error de jugar la Ouija.


Sucedió en Mount Rainier, Maryland, Estados Unidos. El pequeño Ronald tenía una relación muy especial con su tía Harriett, una médium espiritista que usaba regularmente la Ouija para sus rituales y comunicarse con espíritus de personas que ya habían fallecido. 

Al morir Harriett, el pequeño Ronald se quedó solo y deprimido, así que decidió usar el tablero que heredó para reencontrarse con su tía. El resto fue una verdadera película de terror. El adolescente comenzó a experimentar los comportamientos más extraños, hasta que decidieron realizarle un exorcismo.


Según la agencia de noticias EFE, tomó varios meses y sesiones de oración diarias para eliminar al demonio del cuerpo del joven. Cuanto más hacían los sacerdotes por expulsar al demonio, más agresivo, e insultante se volvía. Reaccionó con mordiscos, salivazos, y hasta proposiciones sexuales a los sacerdotes, hasta que por fin lograron liberarlo. 

Finalmente, y luego de los agotadores rituales, según el propio medio citado, la familia de  Ronald Doe jamás volvió a tener problemas y regresó a su hogar. El chico creció, y alejado de tanto mal se convirtió en un hombre exitoso, formó una linda familia y disfrutó de sus hijos y nietos.

1.- Anneliese Michel


La historia de Anneliese Michel también ha sido llevada al cine en varias ocasiones, una de ellas con el nombre de “El exorcismo de Emily Rose”. Este caso ha sido uno de los más famosos exorcismos de la historia y causó un gran revuelo en su época.


Según testimonios de personas que la conocieron, y que luego fueron publicadas por el diario The New York Times, Anneliese comenzó a comportarse de manera violenta en su casa, golpeando y mordiendo a sus padres y familiares.


Cuentan que se negaba a comer porque los demonios no se lo permitían. Comenzó a dormir en el suelo de piedra, a comer arañas, moscas, carbón y beber su propia orina. Anneliese estaba realmente endemoniada: gritaba por toda la casa hasta escupir sangre, rompía crucifijos, destruía cuadros de Jesucristo y lanzaba los rosarios contra las paredes.


Según los sacerdotes que le realizaron exorcismos 2 veces por semanas durante un año, la chica estaba poseída por los espíritus de Lucifer, Judas Iscariote, Nerón, Caín, Hitler, y Fleischmann, el depravado sacerdote franco del siglo XVI, conocido por su conducta violenta, así como otras almas malditas.


En las sesiones, Anneliese era capaz de saltar casi un metro de rodillas, y tenía una fuerza superior a cualquier joven de su edad. Lamentablemente los exorcismos no funcionaron en este caso, y la chica murió el 1 de julio de 1976.


Según la autopsia realizada, Anneliese murió por desnutrición y deshidratación. Según el propio The New York Times, los padres de Anneliese, Anna y Josef, así como los dos curas que realizaron los exorcismos, fueron llevados a juicio y declarados culpables de homicidio por negligencia al permitir que la chica llegara a ese estado. Se les condenó a seis meses de cárcel, sustituidos por una fianza y tres años de libertad condicional. Sin embargo, hay quien todavía cree, que la causa de muerte fue la propia posesión demoníaca.

Y a ti, ¿cuál de estos casos te pareció más aterrador? Comparte tus comentarios.
Recomendados
Recomendados