Personas VS estatuas. 25 personas que arruinaron estatuas de la manera más divertida


Las estatuas son monumentos hechos para venerar a un personaje importante, o bien para recordar un evento que marcó la historia. Sin embargo, otras personas prefieren verlas como un instrumento para tomarse fotos chistosas y claro, compartirlas en redes sociales. 

No importa qué tan famosa o importante sea la estatua, ninguna se salva de las ocurrencias de esos trolls que quieren ver el mundo arder. Aquí te dejamos algunas que te matarán de risa.

26. ¿Quién podría olvidar la épica selfie entre Benjamin Franklin y Alexander Hamilton?


25. Cuando estás harto del reggaetón y prefieres bailar al ritmo de la antigua Grecia.


24. ¡No tiene nada! Apuesta todo” 


23. Nada mejor para olvidar a tu ex que unos besos de bronce.


22. Lo que faltaba, el Hombre Araña perdiendo contra algo que ni se puede mover.


21. “Hijos, ¿les conté la historia de cuando perdí con una estatua?


20. “Les dije que no jugaran aquí”.


19. Ufff, y eso que a penas comenzó su castigo.


18. Cuando los padres se pelean por el amor (o lo que vaya a quedar) de su hija.


17. “Por Narnia y por Aslan”.


16. Como siempre, la más gandalla robándole el novio a su hermana.


15. No tienes que meditar los problemas del universo solo.


14. Sabes que tu vida va mal cuando las estatuas te hacen bullying.


13. “Y desde ese momento, el oso prometió vengarse…”


12. ¡Hey, un ladrón se lleva su equipaje!


11. Cuando descubres que las estatuas son útiles para jugar a ser Jackie Chan.


10. Uno no puede decidir de qué se enamora.


9. El reencuentro de dos amigos.


8. De esas veces que requieres hablar con un profesional, pero recuerdas que eres pobre.


7. “Sí, we. Te aseguro que ese soy yo inhalando hormigas, we”.


6. Obvio nunca puedes perder la oportunidad de señalar un trasero gigante.


5. Ya déjala. Es obvio que nunca te hará caso.


4. Porque nunca es bueno beber solo.


3. ¿Quién diría que la última defensa de la ciudad sería un muñeco de nieve deforme?


2. Tu amiga que se va con, literalmente, cualquier cosa.


1. Tú cuando te das cuenta que eres un llorón para el dolor.


¿Cuál crees que fue la más chistosa?

Recomendados
Recomendados