¿Te sientes fea? Entonces tienes que leer esto. Te cambiará la vida para siempre


En ocasiones las personas pueden llegar a ser un poco crueles. Quizá en alguna ocasión te han llamado fea porque ante sus ojos cegados por los estándares de belleza que se han metido en la cabeza, así es. Seguramente más de una vez te han hecho sentir insegura por tu físico o apariencia, por cómo vistes o por el maquillaje que llevas puesto.


Entiendo el por qué te cuesta tanto trabajo aceptar cumplidos. Pero aun así me parece increíble cómo te puedes dejar vencer por las opiniones de otros, cómo te afecta tanto lo negativo y simplemente ignoras las palabras amables que te son dedicadas. Me sorprende que aún a pesar de tu porte, belleza y carisma que te convierte en un ser sin igual, al mirarte al espejo sientes que no tienes el mismo valor que aquella que sale en la portada de una revista.


¿Te sientes fea? Te pido que antes de responder pienses en lo que te hace ser quien eres, bríndate la oportunidad de redescubrir el valor en tu interior. Créeme ¡tú eres muy importante! pero no podrás saberlo si sigues teniendo una idea negativa de ti en mente. 


Te digo que sin duda tu eres una mujer hermosa, no solo por lo que puede reflejar tu cuerpo, sino por lo que eres capaz de lograr con tu inteligencia y habilidades. No temas ser rechazada, porque quienes realmente te aman saben ver ese brillo que te caracteriza y te vuelve única. 


¿Qué importa si no luces como una modelo? Tú eres un ejemplo a seguir y la única manera en que serás feliz contigo misma es aceptando quién eres. Recuerda que tu esencia no viene de tu físico sino de tu interior. Déjame preguntarte una vez más ¿Sientes que eres fea? Entonces te invito a que reflexiones lo siguiente:

10. Tu cuerpo. Ese que tiene la capacidad de medir los sacrificios que has hecho. Esas manchas en tu rostro y las estrías que tanto detestas o te hacen sentir menos atractiva no son otra cosa que marcas que te hacen ser única y diferente a las demás.

9. La sociedad es cruel y buscará criticar e imponer estándares de belleza difíciles de alcanzar. No debes medir tu belleza a través de los ojos de los demás, hazlo con tu propia mirada. Valórate y ámate antes que a cualquier otra persona, si tienes curvas acéptalas y si no las tienes, no hay por qué envidiarlas. Así te ves perfecta y si hay algo que quieras cambiar, hazlo por que estás convencida y no por querer ser aceptada por los demás.


8. ¿Te miras al espejo y no te gusta lo que ves? ¿Por qué? ¿Qué es lo que tanto quieres cambiar? Quizá es tu nariz que no se ve fina o respingada,  tus ojos que con el tiempo se notan más cansados, tal vez tus labios o esos kilos de más. Pero recuerda siempre que esas “imperfecciones” te convierten en un ser único y especial. Acepta con amor tu cuerpo, tus rasgos, hasta tus pecas y lunares, pues todo eso te distingue y te hace aún más bella.

7. No te juzgues tan duro, no te critiques tanto; tu esencia se refleja en el tiempo transcurrido. No en tu manera de vestir, sino en la forma que tienes de hacer las cosas y en todas esas emociones que logras hacer sentir a los demás. Ahora eres una persona con experiencia y sabiduría que has adquirido a través de las caídas y estas no se pueden comprar.


6. ¿Qué es eso que no te gusta de tu cabello? Quizá hoy no te sientas atractiva por la manera en que tus rizos se esponjan por la mañana, tal vez tu cabello lacio no es lo que más te guste de ti, pero ¿te imaginas cuantas mujeres desean lo que tienes? Ese hermoso cabello rubio, castaño o pelirrojo eres tú, es parte de ti y es uno de los rasgos que más te distinguen; acéptalo, y cuando te veas al espejo para peinarlo, repite: “Qué bello luce hoy”. 

5. Tal vez tus manos no sean tan suaves como antes, quizá  hoy tus uñas son un desastre pues ya no tienes tiempo para ir al salón de belleza. ¿Pero eso qué importa? Tus caricias son capaces de arreglar cualquier conflicto, tus manos son mágicas y pueden curar las más terribles enfermedades. Tus manos son el reflejo de las atenciones y del amor que das a los demás. ¡Ámalas!, porque con ellas puedes hacer maravillas.


4. Tu espalda, tus brazos y tus piernas están hechas perfectamente a tu medida; son capaces de sostener al mundo, de soportar cualquier adversidad, y merecen ser valoradas y cuidadas. No temas mostrar tu piel, atrévete a lucirla con orgullo, pues esos brazos ya han cargado tanto, han dado refugio y comprensión a todos quienes quieres y felicitaron cada uno de los logros que obtuvieron. Tus piernas, aunque estén cansadas, son capaces de soportar las más largas jornadas de trabajo, y además se ven perfectas con cualquier vestido. ¡Siéntete orgullosa!

3. Las ojeras son prueba de las noches en vela estudiando o trabajando para salir adelante. Un poco de maquillaje podrá borrarlas por un momento pero no eliminará tu esfuerzo y tu entrega. Tus ojos son reflejo de fuerza, inteligencia, y a la vez son capaces de conquistar a quien los admira. No importa el color, la forma ni el tamaño que tengan, porque proyectan todo tu amor y dichoso aquel que encuentre un hogar en ellos.


2. ¿Qué te da miedo de envejecer? ¿Crees que la belleza desaparecerá con los años? A mí me parece que la madurez la resalta, te hace más valiosa, más tú. Las líneas de expresión no son arrugas de vejez y mucho menos marca de fealdad, más bien son fiel reflejo de tu personalidad. Esas líneas son la manera en que el cuerpo te recuerda que estás viviendo a plenitud, son esas huellas que dejan tus emociones.

1. Eres una mujer hermosa, capaz, graciosa, humilde, amable, valiente, fuerte, sensible y, sobre todo, muy amada. Tienes la cualidad de despertar las mejores sensaciones en quienes te rodean. No dudes de ti, de tu valor, de tu hermosura, porque la belleza no se mide en años, no se pesa en kilos ni se limita al cuerpo o al rostro: es un valor que viene de lo más profundo de tu ser.


No creas en las palabras de gente vacía, de quienes hablan tan solo porque tienen boca para hacerlo. No permitas nunca más que nadie te haga sentir fea, pues tu eres HERMOSA por el simple hecho de que has nacido mujer y las mujeres son el ser más cercano a la perfección que existe en este mundo.
Recomendados
Recomendados