13 artefactos antiguos que la ciencia NO ha podido explicar.



Tienen miles de años y equipos enteros investigando su origen, pero estos artefactos simplemente se niegan a que la ciencia descubra todos sus secretos.

Estos son los 13 inventos antiguos que los científicos no han podido comprender a totalidad y que probablemente serán un misterio eterno. 

13. Manuscrito Voynich


¿Qué podría tener de misterioso un libro? De acuerdo con National Geographic, este manuscrito es el “santo grial” de la criptografía moderna. Esto no es para menos, pues este libro data del año 1400 y se desconoce por completo qué es lo que dice, pues está escrito en un lenguaje desconocido hasta por los mejores lingüistas del mundo.

El manuscrito recibe su nombre por el investigador lituano Wilfrid Michael Voynich, quien fascinó al mundo con este libro luego de adquirirlo a fines del siglo XVII. 


Las páginas del manuscrito contienen dibujos que van desde plantas desconocidas y mujeres desnudas, hasta representaciones de cuerpos celestes.

Este libro ha estado sujeto a la polémica (en el 2000 se especuló que era falso, pero un análisis de sus materiales probó lo contrario), y pasado por tantas manos para su traducción, que ahora resulta un sueño que algún día se descubra lo que dice.

12. Árbol con “Sangre de Dragón”


De acuerdo Discovery Channel, este árbol se encuentra en la isla de Socotra, misma que se ubica en un archipiélago cerca del Mar Árabe y el océano Índico, y en su tierra crece un árbol que tiene “sangre roja” dentro de su tronco. El árbol se conoce desde la edad media como árbol de sangre de dragón debido a que su resina, una secreción que sacan los árboles y se queda pegada en su corteza, es de color roja.


Lo más extraño de este caso es que en la mayoría de los árboles en el mundo la resina es amarilla y hasta ahora los científicos no han podido dar con una explicación para la que de este árbol sea roja. La resina no es dañina para los seres vivos, pero eso no evita que las imágenes de sus troncos “sangrantes” sean escalofriantes.

11. Sustancias “extrañas” en momias egipcias


De acuerdo con un investigación realizada por científicos alemanes en la década de los años 90, descubrieron residuos de cocaína, marihuana, nicotina y otras sustancias nocivas en tumbas como las de lady Henut Taui. Todo esto podría sonar normal para cualquiera que no sea un arqueólogo, sin embargo, estas sustancias no existían en Egipto en la época de las pirámides, pues las primeras hojas de tabaco y cocaína llegaron a Europa hasta el siglo XIX.


Eso a puesto de cabeza a la comunidad arqueológica pues, de acuerdo con la BBC, esto podría indicar que los egipcios llegaron a América muchos antes que los europeos, pues este hallazgo  se sumó al de otros artefactos en 1909 en el Gran Cañón de Nevada, Estados Unidos, hecho por dos exploradores del museo Smithsoniano. Por ahora es un completo misterio saber cómo estas sustancias llegaron a esta tumba egipcia.

10. Esferas Klerksdorp


A simple vista, estas esferas lucen como poca cosa, sin embargo, su origen es lo que ha dado dolores de cabeza a los científicos. De acuerdo con National Geographic, estos artefactos metálicos esculpidos a mano fueron descubiertos por arqueólogos en Sudáfrica hace unas décadas y lo más impresionante acerca de ellas es que tienen al menos dos mil millones de años de antigüedad, es decir, son más viejas que cualquier civilización de la que se tenga registro. Por lo que la principal duda que generan es ¿quién o qué las hizo?

9. Disco de Nebra


De acuerdo con los registros digitales de la UNESCO este disco fue descubierto en 1999 en el monte Mittelberg de Alemania y es una de las representaciones más antiguas que se tienen de la bóveda celeste, es decir, un mapa que indica la posición y movimiento de los astros. Arqueólogos han determinado que las incrustaciones en el disco simbolizan tanto cuerpos celestes como dibujos de la cultura que lo creó.


El disco fue encontrado junto con espadas, hachas y brazaletes, por lo que se cree que formó parte de algún ritual, pero nadie ha podido asegurarlo debido a que no se cuenta con más vestigios de esta cultura.

8. Piedra del Sol


También conocido como calendario Azteca, este monolito de piedra guarda muchos secretos. De acuerdo con el Discovery Channel, luego de su redescubrimiento en el siglo XVIII, arqueólogos han podido interpretar algunos de sus grabados hasta el punto de determinar las imágenes de distintas deidades como Tonatiuh. Sin embargo, siguen sin saber cómo los antiguos aztecas utilizaban este artefacto, pues ese conocimiento se perdió hace siglos.


7. Mecanismo de Anticitera


Considerada la primera computadora análoga de la historia, este mecanismo fue descubierto en en la antigua isla de Anticitera en Grecia en el año 1900. De acuerdo con la BBC este mecanismo era utilizado como un sistema de navegación por los antiguos griegos. No obstante, lo que más llama la atención es que este artefacto tiene al menos 2 mil años de antigüedad, lo cual la convierte en una “máquina del futuro” ya que el único objeto parecido a este surgió 1500 años después en Europa.


El cómo los griegos desarrollaron un mecanismo tan exacto es un verdadero misterio, aunque reconstrucciones modernas podrían ayudar a entender cómo funcionaba.

6. Piedras de Ica


Estas misteriosas piedras son originarias de Perú y sus grabados han causado controversia entre arqueólogos. De acuerdo con la revista Muy Interesante, tras ser descubiertas en la primera mitad del siglo XX, expertos en la materia han dudado de su autenticidad ya que, si bien hacen referencia a que fueron realizadas (probablemente) por culturas antiguas de la zona de Ica, muchos científicos dudan de su genuinidad  debido a lo bien preservadas que se encuentran.


Lo que es aún más raro es que los grabados de las piedras tienen dibujos que se asemejan a los dinosaurios y tecnología que de ninguna forma pudo haber existido antes de la llegada de los europeos a América. Se pudo que “los grabados no eran recientes” gracias a un análisis hecho por una universidad alemana, sin embargo, esto no ayudó a que se pudiera dar una fecha aproximada de su origen.

5. La piedra misteriosa de New Hampshire


De acuerdo con CBS News, esta piedra fue encontrada en New Hampshire, Estados Unidos, en 1872 y desde entonces investigadores han tratado de darle una explicación lógica a este objeto. Investigadores del museo local, lugar en donde se exhibe, han señalado que su origen es difícil de explicar debido a que no se tiene un registro de su descubrimiento, aunque se especula que bien puede ser un vestigio de un tribu nativo americana. Tal parece que el origen de esta piedra seguirá siendo un misterio.


4. Dodecaedro Romano


De acuerdo con History Channel, se desconoce con exactitud la función que los romanos le daban a este pequeño artefacto hueco con 12 caras, en la que cada una tiene un agujero de diferente tamaño. Arqueólogos han encontrado estos objetos en Inglaterra, Gales, Francia, Italia y otros países en Europa. Se cree que este objeto era utilizado para medir distancias, determinar cuándo sería el momento ideal para sembrar en invierno o que serían llaves para pipas de agua; pero no se ha determinado nada de forma concreta.


3. Fuego griego


No, la imagen no es sacada de “Game of Thrones”, pero está cerca de ser como el fuego valyrio de esta serie. De acuerdo con la BBC, este fuego era en realidad un arma química que probablemente estaba compuesta por petróleo, nafta, un aceite crudo ligero altamente inflamable y resina de pino. Ojo, se señala que probablemente porque nadie sabe de qué rayos estaba hecho, pues su composición era un secreto de Estado que los armeros griegos se llevaron a la tumba.

Este fuego era temido por su enemigos debido a que se pega a la piel com si fuese una sustancia pegajosa y se prendía en el agua, lo cual hacía de éste un arma indispensable para batallas en el mar.

2. Espada de acero de Damasco


Estas espadas no son un misterio por su material, sino por la forma en que fueron forjadas. De acuerdo con History Channel, estas espadas se crearon en Damasco, la capital de Siria, y se utilizaron del año 1100 a 1700. Sin embargo, lo que las hizo legendarias fueron su resistencia y grabados en sus hojas que parecían olas en el mar. Tristemente, el proceso de manufacturación se perdió hace siglos debido a que en el siglo XVIII se disminuyó la demanda de estas espadas y el conocimiento de su creación no se pasó a nuevas generaciones. Hasta el día de hoy, investigadores no han podido dar con el método adecuado para recrearlas, por lo que sus réplicas actuales no son tan buenas como las originales.


1. Sismógrafo de Zhang Heng


De acuerdo con El Heraldo, este es el sismógrafo más antiguo del mundo. Fue creado durante la dinastía Han en el año 132 por el inventor Zhang Heng y detectaba terremotos que ocurrían a cientos de kilómetros de distancia. La forma en que detectaba los sismos era a través de esferas que salían por las bocas de los dragones que se encontraban en el exterior del jarrón, mismos que representaban los puntos cardinales, y que caían en los sapos que estaban alrededor de este objeto, dando así la dirección en la que ocurrían los sismos.


Ingenieros actuales han tenido problemas para entender el funcionamiento de este artefacto pues, a pesar de que las bolas se movían a causa de un mecanismo interno que funcionaba con un péndulo que accionaba una palanca, la complejidad del invento de Heng no ha podido ser comprendida del todo, pues los sismógrafos originales están casi destruidos y sus reproducciones actuales no funcionan como este inventor los había diseñado.

¿Cuál creen que es el artefacto más interesante? Dígannos en los comentarios.
Recomendados
Recomendados