15 Señales de una relación tóxica que confundes con amor


Estar enamorado es una sensación maravillosa, especialmente cuando en la relación existe confianza y respeto mutuo. Sin embargo, si tu estado de ánimo depende por completo en si tu pareja te llamó hoy, te envío un mensaje o porque te dejó en visto, es posible que tengas una dependencia emocional nada saludable hacia tu pareja, es decir, estás confundiendo el amor con una relación tóxica, y seguramente vas a terminar sufriendo. 


Esto ocasiona que algunas parejas se lleven tan mal al punto de alcanzar niveles alarmantes de estrés y malestar. Si ese es tu caso, estás en una relación tóxica, que es cuando un integrante de la relación tiene comportamientos y actitudes que son consideradas inapropiadas.

A continuación, te presentamos las señales a las que debes prestar mucha atención.

 15. Crees que encontraste el amor de tu vida 


Después de conocer a esa persona que te hace sentir mariposas en el estómago, espera un tiempo hasta que te relajes para ver cómo te sientes, pues si te enamoras locamente de alguien a quien no conoces muy bien, es probable que pases por alto algunas actitudes y aspectos negativos de tu pareja.

14. Idealizas mucho a tu pareja 


¿Recuerdas la famosa frase que te dicen tus padres “Es que lo miras con ojos de amor”? Aunque suene adorable, por algo existe y es que en la etapa de enamoramiento tendemos a construir una imagen irreal de nuestra pareja, la clave está en escuchar con mucha atención. Si tu pareja te menciona casualmente que no es una persona fácil para convivir o que tiene un carácter difícil, ¡ten cuidado!, porque te está revelando su verdadera personalidad. Recuerda que una persona que de verdad quiera estar a tu lado hará todo lo posible para mostrarte su mejor lado. 


13. Descuidas tus amigos y familiares 



Si tu pareja te aísla o se muestra celoso y desconfiado incluso con tu propia familia, para nada lo permitas, pues es una clara señal de que estás conviviendo con una persona tóxica. Usa frases como: “No me agrada tu amigo”, “Me siento incómodo con tu familia”, “Tu madre se mete en lo que no le importa”, con esto intenta alejarte poco a poco de tus seres queridos y así poder controlarte. NO TE DEJES, tu pareja no se tiene que convertir en el centro de tu universo, primero es tu familia y amigos. 

12. Te culpa por sus problemas 


Sea cual sea el motivo de la tensión, terminas con la sensación de que tú eres la persona responsable de todas las cosas que le salen mal, sin importar lo mucho que te esfuerces en mostrar tu inocencia. Vives con la sensación de que no estás a su altura y que no eres suficientemente bueno para tu pareja. Recuerda que eres una persona valiosa y como tal mereces a alguien que te aprecie, no permitas que la culpabilidad te domine porque te va hundiendo cada vez más. 

11. Justificas el comportamiento de tu pareja 


Cada vez que te cuestionan y te comentan sobre tu relación, te descubres justificando a tu pareja con comentarios como: “ha tenido una vida difícil”, “tiene un carácter difícil con todos pero conmigo es un amor”, “es que esa persona no le cae bien”. Si tienes que estar explicando su comportamiento ante amigos y familiares, quizás deberías repensar bien tu relación, porque no importa cuantas veces des explicaciones, llegará un momento en que ni tú mismo vas a creer en esas excusas. 


10. Evitas ciertos temas de conversación


En una relación debe existir confianza y respeto durante una conversación. En cambio, si sientes tensión al hablar de ciertas cosas con tu pareja, ya sea por temor a que se sienta mal o se moleste, entonces algo anda mal. La comunicación es la base de cualquier relación y ninguna conversación debe ser motivo para el enojo. ¡Claro! Siempre y cuando todo se haga con respeto. 


9. Te sientes peor contigo mismo 


Si tu pareja se pone a compararte con otras personas provocando que te sientas mal y menos cómodo en tu propia piel, te tenemos la mala noticia, pues estás conviviendo con una persona que, además de ser inmadura, es tóxica. Las relaciones maduras se basan en el respeto, la aceptación y amor, para nada se busca cambiar a alguien. Si te ama, te aceptará con todo y tus defectos e imperfecciones. 


8. Te menosprecia 


Una persona tóxica te hace sentir menos mediante humillaciones y críticas hasta llegar a un punto donde te dará a entender que sin él o ella no serías nadie ni podrías seguir adelante.  Nadie tiene derecho a decirte de lo que eres capaz de hacer,  recuerda que eres más fuerte de lo que crees. 


7. Usa el chantaje emocional 


Esta es sin duda el arma favorita de una persona tóxica. El chantaje emocional ocurre cuando una de las partes somete a la pareja, para ello causa lástima o culpabilidad al otro y así lo orilla  a que cumpla con sus caprichos. 

6. Controla cada aspecto de tu vida 


Una persona tóxica buscará controlarte en todos los aspectos de tu vida, como tu forma de vestir, la manera en que peinas tu cabello, con quién te juntas y en el peor de los casos tu dinero. Cuidado porque este tipo de manipulación te obliga a permanecer en una relación que te prohíbe tener el control de tu propia vida y el pretexto de tu pareja siempre será que lo hace por tu bien, aunque esto es totalmente falso.  

5. Sus problemas siempre son más importantes que los tuyos 


Cuando le cuentas tus problemas a tu pareja esperas a que te de su punto de vista, pero si en vez de eso los minimiza con frases del estilo “eso no es para tanto”, “no te quejes, hay alguien en peor situación que tú”, esto representa un verdadero problema. La comunicación es la base para que una relación funcione y como no puedes comentarle nada o de plano tu pareja no muestra interés en lo que dices, quiere decir que su ego es más grande que su amor. 


4. No tienes poder de decisión 


Si no tienes la capacidad de tomar decisiones porque tu pareja ha tomado el papel de “guía” o “jefe” quiere decir que él o ella no confía en ti. Se supone que una relación es de dos, es ayuda mutua y trabajo en equipo, es por eso que tu opinión importa del mismo modo que los de tu pareja ¡No permitas que te hagan pensar lo contrario! 

3. Te miente constantemente


Si tu pareja te miente constantemente, es indiferente a lo que necesitas o has notado que en la relación él/ella saca más provecho, lamentamos decirte que estas a lado de una persona que no te ama de verdad. 


2. Te obliga a mantener relaciones íntimas cuando no quieres 


Cuando no quieres mantener relaciones íntimas, tu pareja cuestiona tu amor y fidelidad haciéndote sentir mal. Sin importar lo que tu pareja te diga, no es tu obligación acceder a mantener relaciones si tú no quieres, solo tú puedes decidir sobre tu cuerpo, recuerda que un NO es NO. 


1. Violencia


Si llegas a este punto de la relación donde tu pareja te somete con amenazas y golpes, es urgente que busques ayuda de tu familia. Nadie tiene derecho a someter a otro por medio de la violencia, pues además de ser una conducta cobarde que puede arruinar la vida de la víctima, es un delito grave que se debe castigar. Las humillaciones, críticas e insultos son ejemplos de abuso emocional y por ningún motivo debes tolerarlos.


Si te has identificado con los puntos anteriores te invitamos a que reflexiones, sabemos que es complicado romper la costumbre y las ataduras de la dependencia emocional, pero no vale la pena estar atrapado en una relación que te quita, tiempo, vida y felicidad. 

Es por eso que aquí te dejaremos algunos consejos para que seas valiente y capaz de salir adelante:

4. Eres una persona fuerte, capaz y valiosa: 

No te pierdas solo para complacer a otra persona porque al final no serás apreciada. Amate, valórate siéntete merecedor de cosas buenas y positivas en tu vida. Una vez establecido eso en tu mente, no te conformaras con menos y te será más fácil identificar conductas tóxicas y destructivas. 

3. Ten confianza en ti mismo: 


Entendemos que el miedo a la soledad y la dependencia emocional son factores que frenan a muchos para dejar una relación destructiva, pero es importante que consideres que tu felicidad va en primer lugar, además que este depende de tu actitud, no de otros.  Es mejor estar solo y reflexionar sobre lo que buscas que estar estancado en una relación que no aporta ningún beneficio. 


2. Acércate a tu familia: 


Busca recuperar el contacto con tu familia y con tus amigos.  Puede que sea complicado al principio, pero créenos, tu familia y seres queridos te aprecian y entenderán bien por todo lo que pasaste, no hay mejor lugar para buscar refugio que con ellos. 

1. Pide ayuda si es necesario: 

Aquí es importante aceptar que tu dependencia emocional es mucho más fuerte que tu voluntad de alejarte de quien te hace sufrir, no dudes en buscar ayuda profesional si lo consideras necesario. 


Recuerda, tu estabilidad emocional y tu integridad física deben estar antes que nadie. 

¿Has logrado salir de una relación tóxica? Escríbenos tu experiencia en la sección de comentarios y no olvides compartir.
Recomendados
Recomendados