Descubrimientos científicos que no tienen explicación


Durante años han estado ahí, como para recordarnos que aún no tenemos la verdad absoluta. El saber de dónde venimos y hacia dónde vamos, es una pregunta todavía sin responder. Generaciones de científicos han dedicado su vida a tratar de encontrar una explicación si tener ningún resultado.

Descubre 10 extrañas cosas que aun los científicos no han podido explicar

10. La piedra dorada de kyaiktiyo


Es una enorme piedra de granito que sin ninguna explicación se mantiene en equilibrio desde hace más de 2500 años, sobre un barranco en la cima del monte Kyaikto. ¿Por qué no se cae? Nadie sabe.


Lo cierto es que su extraña posición ha dado lugar a las más populares leyendas, que coinciden en decir que la gran roca no se cae gracias a un pelo de Buda.


Según la agencia China de noticias Xinhua, la roca sagrada, está totalmente recubierta de pan de oro que los fieles, durante el peregrinaje, solían pegar a la superficie en señal de respeto hacia el lugar sagrado. Hoy se puede ver en el mismo lugar que ha estado por siglos, y sigue cobrando un brillo increíble cuando amanece y a la puesta del sol.

9. Las cuevas Longyou


Se ubican en Phoenix Hill, China, y son una serie de cavernas arenisca. Al parecer datan del periodo antes de la creación de la dinastía Qin en el año 212 antes de cristo, sin embargo, no se tiene ningún registro de su construcción o de su existencia en los récords históricos. Quién la hizo, por qué y para qué, es aún un misterio sin descubrir.

8. Los círculos de las cosechas


Imagínate despertar una mañana en tu rancho y descubrir unos círculos perfectamente diseñados alrededor de tu sembrado. Esto es lo que ha venido sucediendo de manera misteriosa desde los años setenta del siglo pasado.

Son extraños patrones que aparecen misteriosamente de la noche a la mañana en los campos de los agricultores en distintas partes del mundo. Según testimonios recogidos por BBC Mundo, estas provocan intriga y hasta temor en los habitantes de todo el planeta.


Lo cierto es que los dibujos muestran calendarios, estructuras moleculares y figuras geométricas que demuestran un uso de las matemáticas muy avanzado.

7. Dodecaedro Romano


Solo se sabe que están hechas de bronce o piedra, y que tienen una forma de dodecaedro, o sea 12 caras pentagonales, cada una con un agujero redondo, y todas se conectan en el centro.


Aunque no se sabe la fecha exacta, según un reporte de la CNN, se piensa que fueron creadas entre los siglos 2 o 3 antes de Cristo. A lo largo de la historia se han encontrado al menos 100 piezas diferentes en países como Hungría, España, Italia, Alemania y Francia. Qué son, y en qué se utilizaron, siguen siendo preguntas sin respuesta para los investigadores.

6. Manuscrito Voynich


Nadie ha podido descifrarlo. Ni criptógrafos, ni los más expertos descifradores de códigos secretos, ni espiritistas, ni adivinos.


Ahí está, como queriendo decirnos algo, que no acabamos de comprender. El manuscrito ilustrado, y hecho a mano, tiene un sistema de escritura desconocido totalmente.  De acuerdo a un reporte de RT Noticias, fue escrito de izquierda a derecha y la mayoría de sus hojas contienen ilustraciones y diagramas. Ojalá y cuando descubran que dice, ya no sea demasiado tarde.

5. Losa de concreto del zodiaco


Fue encontrada hace apenas 5 años en Estados Unidos.  La noticia ocupó titulares de todos los diarios, y es todavía un gran misterio. Según el importante diario The New York Times, su forma indica que fue usado como un reloj solar, mientras que su ancho y su textura, sugieren que este objeto fue enterrado hace cientos de años.


Son extrañas lozas de concreto con símbolos del horóscopo tallados en ella, junto a un círculo en el medio.

4. Estructuras de Yonaguni


Fueron descubiertas por Kihachiro Aratake, instructor de buceo japonés mientras nadaba en las aguas de la isla japonesa Yonaguni en 1986. Desde entonces y hasta la fecha, el misterio submarino sin resolver se empezó a conocer como el ‘Atlantis de Japón’.


Consiste en una serie de bloques enterrados a un lado de una montaña seis metros debajo de la superficie del océano. Estas formaciones rectangulares gigantes con increíbles ángulos perfectos de 90 grados, al parecer son paredes derechas, escalones y columnas.

Muchos creen que son los restos de una ciudad antigua que se hundió por eventos sísmicos hace miles de años. Sin embargo, aún, nadie tiene la explicación correcta.

3. Señal ¡Wow!


No es una escena de ninguna película de ciencia ficción. Ocurrió el 15 de agosto de 1977, y la señal fue recibida por el astrónomo Jerry R. Ehman. Según indicó la agencia de noticias  AFP, la fuerte señal de radio se piensa que haya venido de la constelación de sagitario y que pertenezca a una forma de vida inteligente alienígena. 

El mensaje llevaba los sellos esperados de origen extraterrestre, y fue tanto el asombro de su descubridor que escribió a un lado: ¡Wow! La secuencia duró apenas 72 segundos, y desde entonces no ha sido detectada nunca más.

2. Inteligencia Slime mold


Aunque no tiene cerebro, está comprobado científicamente que puede tomar decisiones e incluso resolver diferentes acertijos. Esta célula vive en lugares con sombra, fríos y húmedos, y se esparce para buscar su propio ambiente y alimento.


Según National Geographic, la Physarum Polycephalum, ha sido capaz de vencer diferentes pruebas que le han hecho. Llega al final de laberintos, se anticipa a diferentes eventos, y hasta construye redes de transportes parecida a la de los humanos. Sin duda, es un misterio que acapara la atención de todos. 


1. Moa Monte Owen


Y si las demás te sorprendieron, este hallazgo te dejará con la boca abierta. En el año 1986, un grupo de arqueólogos descubrió una garra enorme como de dinosaurio, en un gran sistema de cuevas en el Monte Owen en Nueva Zelanda.

Para sorpresa de toda la garra estaba aún intacta con todos sus músculos y piel escamosa. Después de varios estudios, los expertos confirmaron, que se trataba del pie de un ave sin alas conocido como Moa.


Los Moas eran enormes aves que medían hasta 12 pies de altura y hasta 250 kilogramos de peso. Según revelaron, esta especie había desaparecido 2000 años antes, de manera que el descubrimiento de la pata del ave dejó a todos en shock.

¿Y tú, también tienes preguntas por resolver? Comparte tus comentarios.
Recomendados
Recomendados