Esta es la ciudad mas alejada del planeta. Mira cómo sobreviven


Esta es el lugar más alejado del mundo, una isla en la que se puede respirar la soledad y la tristeza, que son las únicas emociones que conocen sus pobladores. La ciudad más cercana se encuentra a 2816 kilómetros, se trata de Ciudad del Cabo, Sudáfrica. No tiene aeropuerto, y sólo se puede llegar en barco, luego de 7 días de un viaje muy duro. ¿Aún así te animas?

Descubre la isla más lejana del mundo. Si tan difícil es llegar, quedarse es prácticamente imposible.


7.- Educación:  


Los niños que viven aquí no tienen maestros, y crecen prácticamente en la ignorancia, con una visión del mundo que se reduce a su pequeña isla. Sin internet, con electricidad limitada por generadores, entre ganado y animales de granja. 


Pero esto no le preocupa al Reino Unido, pues aún no tiene una solución para este problema. Su acción sobre la crisis educativa que enfrenta este lugar se limita a lanzar, a través de su Consejo rector, ofertas de empleo para maestros de primaria, y para profesores especializados de secundaria de diferentes países, se les ofrece el pago del viaje, de vivienda, de alimentación y un gran sueldo. 


Sin embargo, hasta el momento, ningún profesor se ha interesado, todo parece indicar que esta isla está condenada a quedar alejada del mundo y en el olvido. 


6.- Ubicación


Es una isla volcánica que pareciera estar maldita. Su clima duro y frío, su suelo infértil y rocoso, y su gris paisaje, hacen de este pequeño espacio en el medio del mar, un lugar muy parecido al infierno.  


Ubicada en medio de la nada, y surgida de las entrañas de la tierra por la erupción de un volcán hace miles de años, es literalmente el lugar habitado más recóndito del mundo, condenado a la soledad, sin fronteras, ni puertos, ni aeropuertos. Sin gobierno, sin orgullo... sin ley. Si difícil es llegar, difícil es quedarse a vivir allí, donde el tiempo se detuvo para nunca continuar. 


Se encuentra en el Océano Atlántico sur, a siete días de  compleja travesía navegando desde Ciudad del Cabo, Sudáfrica, y a más de 3.300 km de Río de Janeiro en Brasil. Su superficie es de tan sólo 60 kilómetros cuadrados y tiene sólo una localidad poblada, Edimburgo de los Siete Mares, compuesta apenas por 270 habitantes. 


Llegar hasta aquí puede tardar entre 7 y 10 días en mar, única vía, pues la isla no tiene aeropuerto y está literalmente en medio de la nada. 


Pero no es todo, al no tener un puerto, antes de llegar los visitantes deberán hacer un trasbordo a una pequeña lancha rápida ubicada a unas millas, que finalmente los llevará a tierra firme.

5.- Descubrimiento


Esta remota isla fue descubierta en el año 1506 por el navegante portugués Tristao da Cunha, que por supuesto, insistió en bautizarla con su propio nombre. No obstante, en aquel entonces, la isla no fue considerada como habitable debido a su paisaje montañoso, la ausencia de un puerto natural, la falta de tierras para la agricultura y un clima severo con lluvias y fuertes rachas de viento.


Sin embargo, y a pesar de las dificultades, un grupo de valientes decidió mudarse a esta isla, creando así la comunidad más remota del planeta.


Posteriormente en 1816, la isla se anexó a la Corona Británica, y hoy forma parte del territorio de Reino Unido, junto a las islas de Santa Elena y Ascensión. Sin embargo, solo cuenta con una pequeña representación gubernamental, que radica en la isla a través de un consejo rector, y es quien controla y dirige su destino. 



4.- Habitantes


La isla tiene tan solo 270 habitantes, por lo que su población es muy pequeña. Según la cadena de noticias CNN, aquí todo el mundo se conoce. Habitan la isla unas 80 familias, y solo manejan unos 8 apellidos.


Los pobladores de este lugar son descendientes de familias procedentes de Escocia, Inglaterra, Países Bajos, EE.UU. e Italia, son agricultores y todo el territorio de la isla es propiedad comunal, lo que quiere decir que la tierra para la agricultura es de todos los habitantes. Al mismo tiempo, trabajan como guías, y venden artesanía y recuerdos a los pocos turistas que alcanzan a llegar.


Sin embargo no todo es color de rosa en el lugar habitado más remoto del mundo. Según declaraciones ofrecidas a la BBC por Repetto, trabajador de la oficina de turismo, “las instalaciones médicas” en esta isla son muy primarias, solo para cubrir emergencias, por lo que una enfermedad más complicada te garantiza prácticamente la muerte. 


Por otra parte, su población pareciera estar detenida en el tiempo, pues solo practican la actividad agrícola y la pesca como medio de vida.


También crían cerdos, ovejas y cabras, aunque ninguno es propietario de los campos o animales, que son administrados de manera colectiva, lo que significa que no hay nadie mas rico que nadie, todos son iguales. Sus vacas están estrictamente reguladas por el gobierno, pues preservar los pastos, para ellos, es casi un asunto de seguridad nacional.


Las ganancias, comida y cosechas, son repartidas entre todos a partes iguales. 

También hay vacas aunque su producción está regulada por el gobierno ya que deben preservar los pastos de los 98 kilómetros cuadrados de la isla. 

3.- Condiciones de vida



Aunque la televisión no llegó hasta 1998, la conexión a internet se ha mejorado recientemente. Hoy la telemedicina y la teleeducación son la esperanza de estas personas perdidas en medio el océano.


Aquí todo es único, en calidad y también en cantidad. La ciudad cuenta solo con una tienda de accesorios marinos, una emisora  de radio local, un café, un videoclub, una piscina y una pista de tenis. También con una granja que es la que abastece de productos de carne para toda la ciudad.


A pesar de ser tan pocos, según un informe publicado por la BBC, los habitantes de la isla consumen nada más y nada menos que 300 botellas de Whisky a la semana, que es como pueden sobrellevar la sensación de estar solos. 


Una vez al año, el buque “RMS Saint Helena” atraca en el puerto cargado de nuevos productos, medicinas, libros, vídeos, revistas y correo, así como un equipo completo de médicos de cabecera, dentistas y otros especialistas que revisan minuciosamente la salud de la población. Es gracias a este mecanismo que pueden sobrevivir. 


2.-Paisaje


La isla está rodeada por acantilados de más de 600 metros de altura, y a pesar de estar rodeada de mar, no tiene ni una pequeña playa de arena.  



Además, casi todo su territorio está ocupado por un volcán llamado Queen Mary, de 2062 metros de altura, que está situado en el centro de la isla principal, y que mantiene en tensión a los habitantes del lugar, ya que, en caso de erupción, tienen que trasladarse de inmediato al lugar habitable más cercano, que ya sabemos se encuentra a 7 días por mar.



1.-Turismo


Aunque es un lugar que puede sumir a cualquier en la más grande de las depresiones y llevarlas al suicidio, si se tienen registros de turistas que han visitado el lugar, aunque sea una verdadera odisea, pues ocupar uno de los 12 puestos del buque que llega a la isla cada mes, es muy complicado y poco económico, ya que puede costar unos mil dólares por persona.



Ya en la isla tendrás que rentar una habitación en cualquiera de las casas de los habitantes del lugar, pues tampoco hay hotel para los extranjeros. La realidad es que sus habitantes no esperan que alguien quiera pasar ni siquiera una noche ahí de visita. 




No cabe duda que este lugar fue abandonado por Dios.  

Y tú, ¿te atreverías a visitarla? Compártenos tus comentarios.
Recomendados
Recomendados