Estas son las 5 etapas en donde tu relación corre más peligro. ¿En cuál estás?



Hay momentos específicos en una relación, en los que puedes tener ganas de salir corriendo y no saber más de tu pareja. Te preguntarás por qué estas con esa persona, por qué tienen problemas y qué es lo que pudo haber cambiado para llegar a tener este sentimiento tan extraño. 

Es normal que en las parejas existan desacuerdos. No necesitas alarmarte. Pero recuerda que todo conflicto puede solucionarse manteniendo una comunicación constante en pareja, confiando y negociando aquellas cosas que no les parecen del todo. Negociar significa llegar a acuerdos en los que ambos queden satisfechos, en donde los dos puedan opinar y sentir que son tomados en cuenta por el otro. 


No es cierto eso que dicen acerca de que en las relaciones perfectas no hay problema alguno, que todo es amor y nada puede separarlos. Ese tipo de relación no existe, lo que sí, son parejas que trabajan día a día para tener una relación sana.

Las crisis de pareja tienen una razón de ser. No aparecen de la nada y mucho menos desaparecen por arte de magia. Por eso te comparto las siguientes crisis de pareja con las que pudieras enfrentarte y la manera de lidiar con ellas: 

5. Estancamiento.


Después de compartir tantos momentos juntos llega un punto en el que la monotonía se hace parte de su vida, ya no tienen proyectos nuevos juntos y no hay más planes en común. Parece que se han acostumbrado el uno al otro y los días transcurren sin novedad. Se ha perdido esa emoción por volver a verse tras varios días de no hacerlo.

¡Necesitan renovarse! Propongan hacer actividades que puedan disfrutar ambos, hagan deporte juntos, planeen un viaje que aunque sea corto, les traerá nuevas experiencias a su vida.

4. Cuestión de tiempo.


Quizá tienen nuevos proyectos cada uno, su trabajo consume la mayor parte de su tiempo o cualquier otro motivo no les permite tener momentos de calidad en pareja. Esa lista de obligaciones y pendientes se ha convertido en su prioridad, y por ello han dejado a su amado o amada en segundo plano.

El trabajo o cualquier actividad puede ser muy absorbente e impedir que pasen tanto tiempo juntos como les gustaría. Recuerda que lo más importante es la calidad y no la cantidad, procura que cada minuto que comparten juntos sea inolvidable.

3. Problemas de salud.


Cuando tienen planes juntos y uno de los dos tiene alguna enfermedad, ya sea física o mental, puede desarrollar sentimientos de culpa o frustración por no poder realizar sus actividades sin apoyo del otro. Por otro lado, quien está saludable puede llegar a sentir que tiene bastantes responsabilidades.

El apoyo y la confianza en tu pareja son esenciales para salir adelante. Nunca sabrán quien se va a enfermar y quien va a cuidar al otro. Recuerda siempre que tu pareja no deseaba enfermarse, y que confía plenamente en tu apoyo para recuperarse.

2. Un hecho traumático.


La confianza es algo sumamente difícil de recuperar cuando han habido engaños, mentiras o infidelidades en su relación de pareja. La persona que se siente engañada tiende a mostrar inseguridades y reclamos constantes que van desgastando la relación.

Suelten el pasado, si deciden perdonar una infidelidad o un engaño deben dejar ir el pasado. No llenen su presente de reclamos constantes, de lo que ya fue y ya se ha hablado antes.

1. Los cambios inevitables.


Deben entender que el tiempo pasa y no siempre se verán de la misma forma que lo hacen ahora. Para que su relación pueda durar mucho tiempo es necesario tener la capacidad de amar y aceptar al otro, porque aceptar que ya no son los que eran antes y amar en lo que se han convertido los mantendrá unidos.

Mantener una buena comunicación es pieza clave para alcanzar una relación saludable. Confía en que tu pareja estará dispuesta a escucharte cuando tengas inquietudes acerca de cómo te sientes con lo que hacen o han dejado de hacer juntos.

Para demostrar el gran amor que se tienen como pareja es necesario que acepten esto: No todos los días serán buenos, pero claro, siempre pueden mejorar. Deben estar conscientes de que con el tiempo existirán cambios y claro, estar preparados para hacerles frente. 
Recomendados
Recomendados