La infidelidad no es gripe y NO se le va a quitar. Esto debes hacer si te están siendo infiel


Es triste, pero a veces la traición viene de quien menos lo esperas. Esa persona en quien confiabas más que en cualquier otra, puede herir tus sentimientos. Sentir dolor es inevitable pues en tu mente rondan muchos pensamientos como la negación, tristeza y ese sentimiento de abandono. 

Te aseguro que este no es el final de tu vida y podrás confiar de nuevo en las personas. Si bien es cierto que, superar una traición de cualquier tipo no es nada fácil e incluso puede llegar a hundir nuestro ánimo durante un tiempo, también nos trae aprendizaje y experiencias que nos servirán para toda la vida.


Para lograr salir adelante después de una traición, es necesario llevar el proceso de duelo adecuadamente. Te compartiré 5 puntos que considero necesarios para sanar emocionalmente y confiar de nueva cuenta en las personas, pero sobre todo en el amor. 

5. Analiza la situación.


Después de la traición debes analizar bien el motivo por el cual consideras que ha ocurrido. Quizá no tuviste en cuenta las necesidades de tu pareja o no le dedicaste el tiempo suficiente para hacerle sentir que era importante para ti.

Siempre es bueno realizar una autocrítica sobre lo que dejamos de hacer y lo que pudimos haber hecho mejor para tomarlo en cuenta en nuestras relaciones futuras. Es necesario que te acerques con alguien, no es nada sencillo tratar con estas emociones, por lo que hablarlo con otras personas te permitirá tener un punto de vista diferente.

4. No seas duro contigo mismo.


La ira y la tristeza vienen de la mano en estas situaciones. Es normal que aún sintiendo ese dolor por la traición, resulte inevitable recordar las cosas buenas que sucedieron es su relación y todo aquello que echas de menos, pues si te sientes traicionado es porque esa persona era realmente importante para ti. Necesitas liberarte de esas emociones, ser compasivo contigo mismo y si sientes que debes llorar, hazlo. Entiende que la culpa no es totalmente tuya, no seas duro contigo mismo.

3. Tómate tu tiempo.


El aceptar la situación lleva su tiempo, debes tener en cuenta que necesitas reflexionar completamente lo sucedido. Si bien el tiempo no es todo lo que te ayudará a superar este mal momento, tienes que dejar que pase. Con él lograrás desarrollarte personalmente, afrontar la situación y conseguirás sentirte mejor, pero nunca olvides vivir tu presente.

2. Perdona.


Perdonar no significa que vas a aceptar de nuevo en tu vida a esa persona que te ha lastimado, o que no te importa el comportamiento que ha tenido. El perdón te libera y te ayuda a sanar las heridas. El que logres perdonar, es una clara muestra de madurez y también de que ya has aceptado la situación y no guardas rencor. 

1. Haz un balance.


Realiza un análisis de las cosas buenas que hay en tu vida, de las personas que realmente merecen que compartas con ellos tu tiempo y emociones, y quienes no. Existen personas que llegarán a tu vida y eso no significa que están destinadas a quedarse a tu lado pues solamente tienen un propósito, necesitas tomar lo bueno de cada situación y las experiencias que te han dejado.

Ahora bien, necesitas recordar que una traición ya sea sentimental o física no te define como persona ni determina el valor que tienes como ser humano. Ámate, cuídate, valórate a ti mismo y sigue adelante, tu mereces lo mejor y estoy seguro de que tienes la capacidad para conseguirlo.
Recomendados
Recomendados