Nunca molestes a un guardia Real. Mira lo que te hará.




Según BBC News, los soldados pertenecientes a la Guardia Real Británica tienen más de 350 años de historia y han defendido las residencias reales desde 1660. Ya sea que los hemos visto en imágenes o en películas, los guardias reales británicos llaman mucho la atención no solo de sus ciudadanos, sino de cualquier extranjero. 


No los culpamos, ha de ser inevitable ver cómo una persona desarrolla su trabajo con gran disciplina que hasta da envidia. Sorprende su concentración en el deber, fijando la vista al horizonte, permaneciendo en silencio durante sus turnos de 2 horas, unas tres veces al día, sin realizar ni el más ligero movimiento. No cabe duda que los guardias reales de la reina inspiran respeto y admiración, no por nada es considerado uno de los trabajaos más honrados y mejor pagados, según The Guardian, un guardia real gana 1,600 libras al mes, los cuales si los convertimos a peso, son un total de 41 mil pesos al mensuales. ¿Nada mal verdad? 


Pero, ¿qué pasa con los que se hacen los graciosos y ponen a prueba la paciencia de un guardia real? Aquí te comentamos lo que le pasa a los imprudentes que se atreven a interrumpir la importante deber de proteger a la reina, de acuerdo con el portal de noticias The Times. 


5.-  “Stamping” si los molestas: 


Comenzamos con algo tranquilo. Los guardias deben permanecer en posición de firmes, sin moverse, no pueden ni siquiera hablar, salvo si son molestados. Cuando los guardias reales se sienten un poco nerviosos o incómodos porque las personas invaden su espacio laboral, tienen permitido hacer un movimiento llamado “stamping” que consiste en marcar el paso lo más fuerte posible para dar un buen susto a los turistas curiosos. 


Según un ex guardia real que apareció contestando preguntas en la plataforma Reddit, la forma de no recibir un “stamping”, es colocarse a lado del guardia a una distancia razonable y decir algo amable como “solo una fotografía” de este modo el guardia sabrá que no vas con malas intenciones. 

4.- Nada les impide su ruta: 


Esto es algo que muchos turistas no saben, pero los guardias reales tienen marcadas algunas rutas que deben resguardar en ciertas horas del día y de la noche; si tienes la mala suerte de  ponerte en su camino, lo más probable es que te atropellen ya que tienen instrucciones de no detenerse por nada ni nadie. Han existido casos donde, a pesar de que los guardias reales advierten su llegada: “¡ABRAN PASO A LA GUARDIA REAL!”, uno que otro turista salió lesionado por ignorar la advertencia. 

3.- No discriminan a nadie:


Si llegaste a pensar que por ser mujer un guardia real tendría mas delicadeza contigo, te tenemos una mala noticia, pues ellos están entrenados para ser estrictos en su deber y cumplirlo sin importar nada, en pocas palabras, ellos no distinguen edad o género y si estás invadiendo su espacio laboral puede que te quiten a empujones. Existió un caso de una mujer turista que tuvo la imprudencia de pasar la barda de seguridad ya que quería una buena fotografía, pero tuvo el descuido de estar en el camino de un guardia y este le dio un buen empujón como advertencia. 


El video fue tan viral que la mayoría de los cibernautas aplaudieron la acción del guardia ya que consideraron a la turista como alguien imprudente. 

2.- Arresto para los burlones:


Aunque no puedan moverse de su sitio, cuando han soportado por mucho tiempo las ocurrencias de los turistas y cruzas los límites de su tolerancia, tienen toda la autorización de arrestarte personalmente e incluso pedir refuerzos a otros guardias. Lo habitual es que la policía también interceda ya que colocan patrullas a cierta distancia de la residencia real para presentarse lo más rápido posible y detener al acosador. 

1.- Pueden llegar a matarte: 


Finalmente, un buen consejo es que no intentes POR NADA DEL MUNDO tocar a un guardia ya que, además de ser considerado una enorme falta de respeto a la guardia real, tienen permitido llamarte la atención en un tono de voz imponente: “¡ALÉJATE DE LA GUARDIA REAL!” que hace retroceder a cualquiera, seguida de una amenaza con su arma. Pero la cosa se pone peor cuando te atreves a cruzar más allá de los caminos permitidos de los castillos de la reina porque tienen permitido apuntarte con su arma e incluso matarte. 

Estos hombres están dispuestos a dar hasta su vida con tal de proteger a la Reina y a todo su legado. 


¿Aún piensas que es divertido hacer enojar a un guardia real? ¡Comenta y comparte!
Recomendados
Recomendados