Los 5 museos más extraños del mundo


Las cosas que puedes encontrar en un museo convencional son pinturas, esculturas y obras de arte moderno que, si bien pueden ser interesantes, se encuentran en lugares que no se distinguen mucho los unos de los otros ya que consisten en lo mismo.

Sin embargo, alrededor del mundo hay museos en donde ser inusual es la mejor parte de ellos, pues en ellos las personas pueden sorprenderse por la rarezas de sus exhibiciones hasta interactuar con todo lo que hay dentro de ellos. Estos son los 5 museos más raros del mundo:

5. Museo del Helado-Estados Unidos


Puede que el nombre de este lugar les haga pensar que dentro de sus puertas los visitantes podrán probar una cantidad inimaginable de sabores de helado, sin embargo, los amantes de este postre se llevarán una decepción al saber que todo en el museo está hecho de plástico.



Según la publicación USA Today, este museo es parte de una tendencia conocida como Pop-up. Esta moda consiste en poner instalaciones en donde todas las actividades giren en torno a tomarse selfies para Instagram, razón por la cual el museo tiene locas figuras de helado e incluso una piscina de dulces (los cuales obviamente no son comestibles). Los colores pastel y exposiciones extravagantes es lo que le espera a todo aquel que vaya a visitarlo.

4. Museo Momofuku Ando de ramen instantáneo-Japón


Sólo los japoneses podrían tener algo como esto, un museo dedicado a una de sus comidas más importantes y un regalo para la humanidad. Según National Geographic, el establecimiento está dedicado a Momofuku Ando, el hombre que inventó en 1958 los fideos instantáneos con pollo y quien revolucionó la cultura culinaria en este país.



El museo tiene todo lo que los amantes de los fideos pueden desear, pues sus exhibiciones consisten en presentaciones de productos antiguos de este alimento, así como la oportunidad de probar sabores que no encontrarán en otro lugar del mundo.

3. Museo de las momias de Guanajuato-México


Un poco terrorífico, pero imperdible. Este museo mexicano contiene la colección más grande de momias en toda Latinoamérica y fue declarado por la UNESCO como patrimonio de la humanidad.



El cómo obtuvieron las momias es fascinante por sí mismas, pues estas aparecieron luego de que en el siglo XIX se realizaran exhumaciones en las tumbas de personas cuyos familiares no pagaran el impuesto de entierro que había en la época. Al realizarlo, se dieron cuenta que los cuerpos estaban en excelentes condiciones gracias a que el embalsamiento y el clima único de la región. ¿Escalofriante? Sí, pero eso es lo que lo vuelve imperdible.

2. Museo del ventriloquismo Vent Haven-Estados Unidos



¿Creen que las momias son aterradoras? ¿Qué opinan de los muñecos que usan los ventrílocuos? Fundado por William Shakespeare Berger, este museo contiene la enorme colección de ventriloquía que este hombre acaparó en vida, pues en ella hay más de 800 muñecos y demás excentricidades de este arte casi extinto.

1. Museo Subacuático de Arte-México


Ubicado en las paradisíacas aguas de Cancún, este museo tiene la peculiaridad de estar bajo la superficie del mar Caribe. De acuerdo con su porta oficial, este establecimiento abrió sus “puertas” en 2009 y fue fundado por Roberto Díaz Abraham y  Jaime González Cano, quienes tuvieron la misión de convertir su idea en la atracción bajo el agua más grande del mundo, la cual también ayudaría a que los animales marinos hicieran un hogar con ellos y así crear un arrecife artificial.



El paso de los años les ha permitido sumar el trabajo de diversos artistas, cuyo trabajo se ha vuelto parte del paisaje marino.

¿Cuál de estos museos les gustaría visitar?
Recomendados
Recomendados