No sabía lo que era, pero cuando lo supo se hizo rico


Hay cosas en este mundo que pueden ser basura y aún así valer mucho dinero, tal es el caso de este hombre de Tailandia que creyó haber encontrado la sustancia más asquerosa del mundo, pero que sin saberlo había dado con una mina de oro.


De acuerdo con la agencia de noticias RT, un tailandés de 44 años llamado Boonyos Tala-upara estaba caminando en la playa cuando de repente se encontró con una extraña sustancia dorada en la arena, la cual recogió sin saber lo que era.


Los meses pasaron y Tala-upara conservó esta cosa como si fuera sólo un objeto curioso. Sin embargo, todo esto cambió cuando un amigo le explicó lo que era.



Resulta que esa sustancia dorada era nada menos que ambergris, la cual se encuentra en abundancia dentro del vómito de las ballenas. Lo que hace especial a esta asquerosidad es que es altamente demandada por los fabricantes de perfumes, pues ha sido utilizada por la industria de cosméticos desde el siglo XIII.


Tala-upara se contactó rápidamente con Thon Thamrongnawasawat,  profesor asistente y vicerrector de la Facultad de Pesca de la Universidad de Kasetsart de Bangkok, quien le señaló que había altas probabilidades de que, en efecto, esa sustancia sea ambergris.


De momento varios especialistas han alzado la mano para analizar esta sustancia. Por su parte Tala-upara ha dicho que este es su “boleto ganador de la lotería”, pues está pidiendo más de 500 mil dólares por él.

¿Ustedes alguna vez se han encontrado un tesoro en la playa?
Recomendados
Recomendados